Médicos cruceños rechazan acuerdo y deciden continuar con el paro indefinido

El Colegio Médico Departamental determinó anoche, en asamblea general, rechazar el acuerdo suscrito el lunes entre la dirigencia nacional y el Gobierno y, al mismo tiempo, determinó continuar con las medidas de presión, por lo que el paro indefinido en Santa Cruz continúa.
La asamblea, en la que se puso a consideración de las bases el convenio que puso fin al paro médico en el resto del país, determinó seguir con las medidas de presión hasta conseguir la abrogación del Código del Sistema Penal.
“Las bases han rechazado el acuerdo y, por lo tanto, las medidas siguen”, dijo el secretario general del Colegio Médico Departamental, Fernando Pacheco, agregando que la asamblea también decidió que a partir de hoy las acciones  serán coordinadas con el comité interinstitucional, conformado días atrás. “Significa que ahora no estaremos solos como sector, sino como parte del pueblo que rechaza el código”, aclaró Pacheco.
El Colegio Médico de Bolivia firmó el lunes, por la noche, un acuerdo con el Gobierno que establece la derogación del artículo 205 del Código del Sistema Penal que legisla sobre la mala práctica profesional y abroga el Decreto 3385, lo que desató las críticas de las bases del sector cruceño, que exigían la abrogación de la norma penal. Anoche, al final pesó eso.
Trabajadores siguen en paro Con la decisión médica, la atención en  los hospitales de la región no se normalizará debido a que también los trabajadores de salud decidieron continuar con la huelga general indefinida. 
Ayer varios pacientes madrugaron a los centros hospitalarios públicos pensando que se reanudaría la asistencia, lo que no sucedió. En Santa Cruz, no solo se debió a la medida de los trabajadores, sino también a la confusión que había entre los médicos de base que no entendían la determinación de su dirigencia nacional. Incluso, hubo un grupo de médicos que salió a protestar, rechazando el convenio suscrito por el Colegio Médico de Bolivia y el Gobierno.
De hecho, en el hospital San Juan de Dios, algunos pacientes indicaron que a tempranas horas personal de salud les dijo que se entregarían fichas para que los atiendan en la consulta externa, pero luego un grupo de galenos  les aclaró que la atención aún seguía suspendida. 
Cerca de las 11:00, el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de Salud de Santa Cruz, Roberth Hurtado, informaba de que el sector decidió mantener la medida porque el Gobierno no ha tomado en cuenta a su sector en el acuerdo suscrito el lunes por la noche con el Colegio Médico de Bolivia.
Los trabajadores tuvieron una asamblea en el hospital San Juan de Dios y a la culminación del encuentro, Hurtado dijo que si bien se ha logrado la abrogación del artículo 205 del Código del Sistema Penal, el sector observa otros artículos (293 y 294) de la nueva norma, como el que vulnera el derecho a la protesta.
Desde La Paz, la secretaria ejecutiva de la Confederación Sindical de Trabajadores en Salud Pública de Bolivia, Jenny Arias, también ratificó que “continúa la huelga general indefinida en todo el país”. “Nuestro movimiento es netamente social, estamos movilizados contra un código penal que atenta contra el pueblo boliviano, ¿qué futuro vamos a tener para nuestros hijos?, por lo menos yo me preocupo de que mis hijos vivan en un país libre”, agregó.
Seguridad social, a medias      
Los hospitales de la seguridad social comenzaron ayer a atender, aunque a medias. En la ciudad de La Paz, los centros  de la CNS y de la Caja Petrolera de Salud (CPS)  abrieron sus servicios muy temprano, con las habituales colas de pacientes que esperan lograr una ficha para ser atendidos en la consulta externa. 
En Santa Cruz, en el Hospital Obrero de la CNS también hubo atención a primeras horas, aunque más tarde algunos pacientes se quejaron porque médicos habían informado de que solo estaban abiertos los servicios de Emergencias. 
Irene Égüez, por ejemplo, sintió un alivio cuando ayer consiguió ficha para que su padre, Julio Égüez, de 84 años, sea atendido por el proctólogo. “Venimos de Puerto Suárez, mi padre ingresó anoche (por el lunes) a Emergencias. Por suerte el paro se suspendió y ahora ya lo atenderán por la consulta externa”, dijo la mujer.
Como ella, mucha gente fue temprano al Hospital Obrero, tras haberse enterado de que el paro llegó a su fin.
Ruby Cabrera contó que incluso la médica que atiende a su hija, que sufre de un problema renal,  la llamó para decirle que el paro ya fue levantado. “Tienen que retirarle un catéter y por el paro no lo podían hacer. Gracias a Dios ahora le harán el procedimiento”, manifestó Cabrera. 

Evo: “Huelga política”
A través de su cuenta de Twitter, el presidente Evo Morales saludó a quienes permitieron suspender el paro médico pero insistió en calificar de “huelga política" a la protesta médica. “Saludamos a trabajadores y médicos que nunca pararon, tienen vocación de servicio; y a los que permitieron suspender la huelga política que tanto daño hizo a los pacientes”, escribió Morales.

Derogan dos artículos
Por otro lado, la Cámara de Senadores derogó ayer por la tarde, en una sesión que duró tres horas, los artículos 205 y 137 del Código del Sistema Penal.

La sesión del Senado se llevó adelante sin inconvenientes, a diferencia de la sesión en la Cámara de Diputados, que se realizó un día antes. En principio, la estrategia del MAS para apurar la aprobación fue mantenerse en silencio. Los opositores tomaron la palabra uno tras otro, y sus colegas oficialistas solo se limitaron a escucharlos. 24 horas antes, la Cámara de Diputados había protagonizado una bochornosa sesión en la que hubo insultos, arengas y ningún debate.
Hora y media después se produjo un breve intercambio entre ambos bandos, en el que también participó un grupo de diputados opositores que estuvieron entre el público. 
La mayoría de los asambleístas oficialistas, durante la sesión, estuvieron más atentos a sus celulares que a las alocuciones de sus colegas de la oposición. 
El presidente del Senado, José Alberto Gonzales, salió y estuvo ausente por más de una hora. Al comenzar la sesión, la senadora Carmen Eva Gonzales, en huelga de hambre desde el lunes en la asamblea, se presentó en el hemiciclo  para denunciar que la Policía no le permitió el  ingreso de un cobertor y tampoco de un colchón, dijo que tuvo que dormir tapada con periódicos.
El presidente del Senado les pidió que presenten en la medida de lo posible sus reclamos por escrito y garantizó que atenderá el caso de la senadora pandina, para que tenga acceso a los baños y se le den las condiciones para ejercer su derecho a la huelga de hambre.
El jueves pasado, tras más de 40 días de movilización, la presión de los médicos obligó al presidente Evo Morales a ceder y a solicitar a la Asamblea Legislativa que derogue los artículos 137 y 205 del Código del Sistema Penal que establecían sanciones duras a la negligencia profesional
El artículo 205 se refería a las sanciones en contra de mala práctica profesional y los médicos consideran que criminalizaba su actividad. El artículo 137 incluía el tipo penal de homicidio culposo que castigaba a los choferes que por impericia o negligencia hubieran generado un hecho de tránsito con muerte. Fue considerado por el sector del transporte pesado como una amenaza a su trabajo. Pero, pese al anuncio de que sería derogado, el sector continúa en emergencia. 
Horas antes de la aprobación, los médicos firmaron un convenio con el Gobierno y en la misma jornada de este martes ya retornaron a sus labores, excepto el sector cruceño.

Comparte
Síguenos en Facebook