Médicos vuelven a los hospitales, pero no los trabajadores

Verónica Zapana S. / La Paz
Después de la suspensión del paro de los médicos, que duró 47 días, los trabajadores en salud afirman que “recién” inician sus protestas en demanda de la abrogación de la Ley 1005 y del Código del Sistema Penal. De esa manera, este sector deja en vilo la atención médica, ya que afirma que no retornarán a sus puestos de trabajo hasta que el Gobierno escuche todas sus demandas.


“Hemos decidido aceptar el preacuerdo con el Gobierno y levantar el paro general indefinido, pero seguimos en estado de emergencia”, informó ayer el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea. Explicó que asumieron esa decisión porque la población les dio todo su apoyo y ahora realizarán su labor para retribuir a la gente por su solidaridad con el sector.

El dirigente reconoció además que dentro del acuerdo se dieron cumplimiento a las demandas del sector, por lo que aseguró que ahora la lucha será con la ciudadanía.

Luego de 47 días de paro general indefinido, el lunes por la tarde la dirigencia del Consejo Nacional de Salud (Conasa)encabezada por el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, decidió aceptar y firmar el preacuerdo que envió el Gobierno a este sector, por lo que anunciaron levantar el paro médico.

Ayer, las bases ingresaron a la Asamblea de los galenos muy descontentos por tal acuerdo, algunos incluso indicaban entre los pasillos que los dirigentes los habían traicionado, pero luego de recibir el informe del acuerdo, aceptaron el acuerdo e incluso a Cruz, ya que en algunos momentos hubo rumores de desconocimiento. “Él está encabezando el Colegio Médico y La Paz le da su apoyo”, manifestó Larrea.

Sin embargo, la dirigencia de los trabajadores en salud aseguró ayer que “recién se inicia la lucha”.

Este sector aglutina a las enfermeras auxiliares, laboratoristas, biotecnólogos, técnicos en rayos X, técnicos fisioterapeutas, trabajadores administrativos, manuales y de servicios –es decir cocineros y limpieza– camilleros, conductores de ambulancias y otros.

Este sector exige la abrogación del Código Penal.Foto:Alexis Demarco / Página Siete

“Los trabajadores de salud iniciamos recién ayer (lunes) nuestro paro general indefinido, con el bloqueo que se realizó en la Apacheta, donde fuimos reprimidos por la Policía. Tenemos dos mujeres heridas y cuatro detenidos –tres varones y una mujer– y ahora seguiremos hasta las últimas consecuencias”, remarcó la secretaria ejecutiva de la Confederación Sindical de Trabajadores en Salud Pública de Bolivia, Jhenny Arias, quien lideró ayer una marcha masiva por el centro paceño.

Arias explicó que pese a que respetan el acuerdo de los profesionales en salud, ya que “debieron estar cansados con su movilización que llevaba más de 45 días”, pero que ese pacto no menciona a su confederación.

“Durante todo el conflicto sólo se mencionó a los profesionales de salud, nunca nos tomaron en cuenta al igual que las autoridades de salud, pese a que enviamos varias notas solicitando reuniones con el Gobierno”, dijo la dirigente. “Ahora empezamos nosotros”, añadió Arias.

Aseguró además que por esa decisión ahora ponen en vilo la atención médica, porque estos trabajadores no estarán para apoyar el galeno. “Somos más de 15 mil trabajadores que entramos en la lucha y que mañana (hoy) realizaremos una marcha junto a la Central Obrera Boliviana (COB)”, indicó. 

El lunes, el ente matriz de los trabajadores convocó a un paro cívico nacional de 24 horas para hoy y se anuncian otras movilizaciones para el jueves cuando el Rally Dakar inicie su paso por Bolivia.

“Debemos hacer sentir al Gobierno nuestra molestia”. 

Arias aclaró que las atenciones de emergencias continuarán. “No levantaremos nuestra medida de presión hasta no conseguir la abrogación de la ley maldita 1005 del Código Penal que afecta a la ciudadanía”, recalcó.

Comparte
Síguenos en Facebook