Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El presidente Evo Morales afirmó este lunes que las redes sociales y el contenido que se divulga en ellas en contra de su administración, son un factor que su gobierno aún no puede revertir desde el 21 de febrero de 2016, cuando perdió en el referéndum constitucional mediante el cual buscaba su repostulación recientemente habilitada por un fallo constitucional, y ahora por el nuevo Código del Sistema Penal.

“Algunos cuantos que todavía intentan confundir a Bolivia, me di cuenta la mentira 21 de febrero de 2016, de esa mentira a la mentira del Código Penal del 2018 y quien sabe, hermanas y hermanos, una de las debilidades que tenemos son redes sociales”, señaló el gobernante.

Se refirió a la temática durante la entrega de recursos económicos a 67 municipalidades de La Paz correspondientes al remozado Fondo de Desarrollo Indígena (FDI) por Bs 328 millones para la ejecución de 132 proyectos.

“No somos de esa cultura, seguramente muchos venimos de la cultura del pututu, ahora estamos en otros tiempos y muy bien aprovechan ese sistema de comunicación que es como una guerra digital”, sostuvo.

Morales y su gobierno atribuyeron la derrota de lo que se conoció como el 21F a la "campaña de mentiras" que, aseguró, urdió la oposición para perjudicarlo en la consulta ciudadana con el bullado cazo de Gabriela Zapata, su expareja.

Sobre ese antecedente, hizo el parangón con la serie de publicaciones que se divulgan en las redes sociales sobre los alcances del nuevo Código de Sistema Penal, que es cuestionado por varios sectores, entre ellos los médicos, transportistas, gremiales, abogados, grupos católico cristianos y otros, que ahora piden la abrogación de la normal.

En las horas precedentes, circularon en las redes sociales mensajes que daba cuenta de una serie de perjucios de la nueva normativa para esos sectores e inclusive alertaban de un estado de sitio, extremo que fue descartado por el ministro de Defensa, Reymi Ferreira.

“La derecha no propone nada, solo rechazan y mienten y mienten y mienten. La verdad se impone, nuestros abuelos que decían: la mentira tiene patas cortas. De aquí a poco tiempo algunos sectores van a estar arrepentidos por no haber defendido este Código Penal”, dijo.

En su criterio, los que rechazan la norma actual “defienden” el código “de la dictadura militar” del expresidente de facto Hugo Banzer.

La presidente de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, remarcó que “no les vamos a permitir a los opositores que sigan mintiendo, esto es terrorismo mediático. Quieren que la gente se asuste”.