Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La ONU y la Iglesia católica, que verifican el primer alto al fuego bilateral con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Colombia, abogaron por un “acuerdo más robusto”, en vísperas de que concluya la tregua hoy.

En un comunicado conjunto divulgado ayer, los dos organismos llamaron al Gobierno y a los rebeldes a “preservar los logros” obtenidos durante la suspensión temporal del enfrentamiento que fue pactada en el marco de los diálogos de paz en Quito.  

Aun cuando se dicen “conscientes” de las dificultades en la implementación de la tregua, que se inició el 1 de octubre de 2017, la Iglesia y Naciones Unidas “comparten la necesidad de un acuerdo de cese al fuego más robusto que genere mayor confianza entre las partes y en la sociedad colombiana”.  

La misión de verificación que conforman ambas instituciones no se pronunció explícitamente sobre una prórroga del alto al fuego, pero insistieron en su pedido para que se persevere en los “diálogos” con el ELN, la última guerrilla activa en Colombia reconocida por el Gobierno.  

También exhortan al Gobierno y a su contraparte a “avanzar más aún hacia la reducción de la violencia, y consolidar y ampliar los beneficios logrados para las comunidades desde el establecimiento del cese al fuego”.

A horas de que venza la tregua, los delegados del Gobierno y del grupo guevarista reanudarán ayer en Quito las conversaciones de paz, en medio de la expectativa de una eventual extensión del cese al fuego.

Las dos partes en conflicto se han achacado mutuos incumplimientos.

FRANCOTIRADOR MATA A POLICÍA

Un francotirador del Clan del Golfo asesinó ayer a un policía antinarcóticos en la región colombiana de Urabá, informaron las autoridades.

Según el reporte oficial, el subintendente Michelle Jouseff González recibió un disparo cuando laboraba en el municipio de Necoclí.

El uniformado hacía parte de la operación “Agamenón II”, que busca combatir al Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país que surgió tras la desmovilización en 2006 de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Tras ser impactado por el francotirador, el subintendente fue trasladado a la Clínica Panamericana de Apartadó en donde falleció.

7/TENDENCIAS/carousel