Rally Dakar - Diez años en Sudamérica

Con la inspección técnica y la apertura del “Dakar Village”, el Rally Dakar comenzó ayer a celebrar su décima edición que se disputa en Sudamérica, de donde no tiene intención de marcharse de momento.

El Dakar halló en los desiertos, altiplanos y pedregales de la región la estabilidad que le obligó a salir hace diez años de África, su escenario original, por amenazas terroristas.

En este decenio, cada vez más países se animaron a recibir al circo “dakariano” y formar parte de su recorrido desde que en 2009 se hizo la primera edición en Sudamérica.

Argentina es el único país que estuvo presente en las diez últimas ediciones. Por Chile, pasó en siete ocasiones (2009 a 2015); cinco por Bolivia, fijo en el trazado del rally desde 2014; mientras que Perú recibió la carrera en tres ocasiones (2012, 2013 y 2018), con una frustrada salida en 2016. El último país en recibir al Dakar fue Paraguay, de cuya capital Asunción partió la edición de 2017.

No es casualidad que para este año de simbólicos aniversarios, el Dakar salga de Lima, pase por La Paz y termine en Córdoba, pues esos tres escenarios hacen que esta prueba tenga la esencia de su original aventura africana, unido a los climas más extremos de la región y a la cercanía de los aficionados.

Sin embargo, el paso del Dakar por Sudamérica no está exento de polémicas, pues en Perú levantó fuertes críticas el hecho de que un geoglifo (dibujo en la tierra) prehispánico, cercano a las famosas Líneas de Nazca, fuera dañado por un vehículo, aparentemente de espectadores.

Un episodio similar ocurrió en Chile, aunque fueron las diferencias económicas entre las autoridades chilenas y los organizadores de la carrera las que alejaron al rally del país austral en los últimos años. En Bolivia, aunque débiles, hay cuestionamientos a su verdadero impacto.

Más allá de estas rencillas, el Dakar aún tiene margen para seguir creciendo en Sudamérica, como bien sabe su director, Etienne Lavigne, quien en más de una ocasión manifestó que sus planes no contemplan moverse o regresar a África, pues su interés está en incorporar a nuevos países sudamericanos, como Uruguay.

La edición 2018 comenzará este sábado, luego de que los pilotos y sus vehículos pasen por las revisiones, además de compartir con los aficionados en el “Dakar Village”.

Comparte
Síguenos en Facebook