Razones para consumir frutos secos: ¡a comerlos!

Son varias las personas que sienten una ansiedad enorme en mitad de la mañana para saciar el hambre y recurren a esperar directamente hasta el almuerzo por su temor a comer en demasía o acuden a ingerir alimentos con alto contenido calórico y por ende, suben de peso.

Para evitar consumir comida chatarra se puede optar por los frutos secos, que son alimentos convenientes y tienen una fuente de grasas saludables.

La cantidad diaria recomendada es de un puñado aproximadamente (12-15 gramos) y si se consumen de manera moderada ayudan a la prevención de enfermedades, por ejemplo, ayudan a tener un menor riesgo de padecer diabetes, una mejor salud cardiovascular, un menor riesgo de mortalidad y una mayor longevidad.

Sin embargo, el doctor Joseph Mercola informa en su página web que se deben consumir con moderación. Explica que se debe comer sólo un puñado de frutos secos por día, ya que es una forma sencilla de mejorar la alimentación y dejar de consumir comida poco saludable. La principal recomendación a la hora de consumir frutos secos es hacerlo sin salar, freír ni tostar.

Los frutos secos son variados y se pueden adaptar a todo gusto de cada individuo.

• Nueces

Contiene ácidos grasos Omega 3, cuyas propiedades más destacadas son mejorar los niveles de colesterol, evita que la persona aumente de peso, proteger el corazón, disminuir la degradación de los huesos, entre otras.

• Almendras

Poseen propiedades para ayudar a reducir el colesterol y reducir el riesgo de infartos. Contienen almidón, sacarosa, glucosa y una alta concentración de grasas. Otra importante propiedad de las almendras es que son ricas en vitamina E, en calcio y en fósforo, colaborando en la protección de los huesos y dientes.

• Pistachos

Sirven para disipar el hambre voraz que puede atacar antes del almuerzo o cena. Contienen nutrientes benéficos porque sirven para reducir los riesgos de padecer degeneración muscular por la edad.

• Avellanas

Contienen ácido fólico, previenen enfermedades del corazón y degenerativas, como el Alzheimer. A su vez, sirven para relajar la sangre y los vasos sanguíneos. Alivian mucho el hambre.

• Maníes

Si bien pertenecen al sector de las legumbres, muchos los conocen como frutos secos. Contienen mucho folato, que ayuda en el desarrollo del cerebro y protege del deterioro cognitivo. Son recomendados a mujeres embarazadas y vegetarianos porque contienen ácido fólico, vitamina E y grasas saludables.

Se consumen mucho en platillos dulces y también salados y se pueden comer también como merienda del día.

Son muchas las alternativas para nutrirse con estos “súper alimentos”.

• En ensalada de frutas

Se incluye al plato manzana, pera, plátano y otras frutas junto con almendras y un poco de zumo de naranja.

• Lácteos como el yogurt

Para que sea más nutritivo se puede mezclar el yogurt con un puñado de nueces.

• En cremas

Se brinda un toque especial a los platos, por ejemplo una crema de calabaza con picadillo de nueces.

• En ensaladas

Incluir en las ensaladas para tener una dieta balanceada, rica en nutrientes y proteínas.
Consumir frutos secos recarga de energía el organismo, permitiendo que tenga un óptimo rendimiento.

PROPIEDADES

Son fuentes de minerales. Aportan magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro y oligoelementos como el zinc y el selenio, con propiedades antioxidantes.

Es importante su gran aporte vitamínico. Son ricos en vitaminas como B1, B3 o folatos. Además, constituyen una de las fuentes vegetales más abundantes en vitamina E, también con carácter antioxidante.

Son ricos en fibra. Su consumo ayuda a controlar el apetito y a regular el tránsito intestinal. También se asocia a una disminución de los niveles de colesterol al interferir en su absorción a nivel intestinal.

Comparte
Síguenos en Facebook