Romero: “Detrás de los mandiles blancos hay una acción conspirativa política”

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, denunció que el paro médico, que cumple 43 días “sin ningún justificativo”, oculta una movilización política conspirativa porque más del 90% de sus demandas fueron atendidas.
Señaló que la posición expresada se sustenta en la información que obtuvo sobre los debates y conclusiones que se registraron el martes en las asambleas de los colegios departamentales de los galenos. 
“En la movilización de los médicos hay otros motivos porque lo que se firma con la mano se borra con el codo. Detrás de los mandiles blancos hay una acción conspirativa y política”, indicó.
El presidente del Colegio Médico de Bolivia (CMB), Aníbal Cruz, señaló que sus afiliados a escala nacional rechazaron el preacuerdo que firmaron junto al ministro Romero y al viceministro de Autonomías, Hugo Siles, el lunes. Destacó que sus afiliados ya no piden la anulación del artículo 205 del Código del Sistema Penal, sino la abrogación de toda la norma.
El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, negó que las movilizaciones de sus colegas sean con fines políticos y conspirativos. Expresó que su sector solicitó la derogatoria de los artículos 293 y 294 del Código Penal, porque penalizan la movilización social.
Ven otros intereses 
Romero puntualizó que se siente dolido y traicionado en el propósito de llevar adelante un diálogo limpio y con buena fe porque las demandas que plantearon los médicos en diciembre de 2017 fueron atendidas en 90% y ahora las cambiaron, lo que demuestra que hay otros móviles y propósitos.    
La autoridad apoyó esta afirmación indicando que los asesores jurídicos de los doctores son “gonistas conocidos” con intereses políticos definidos y cuestionó respecto a “¿qué hacen los profesores José Luis Álvarez y Norma Barrón en las asambleas de los médicos?”.
“Resulta que los médicos van a consultarle al señor José Luis Álvarez, a la señora Norma Barrón, a los diputados de Unidad Demócrata, al señor Waldo Albarracín (…) Resulta que (así) nunca vamos a tener consenso. Un dirigente sabe perfectamente que les está yendo a preguntar a los que quieren convulsionar el escenario nacional”, dijo.
Recordó que hay seis compromisos suscritos con las autoridades del Ejecutivo y el Legislativo, que han sido incumplidos por los dirigentes del Colegio Médico, que a su juicio no actúan con seriedad ni sinceridad para el cumplimiento de los acuerdos.
El Ministro aclaró que hasta el momento no recibió la respuesta formal del CMB y su propuesta de reiniciar el diálogo que siempre estará abierto en aras de proteger a la población, particularmente a los pobres, que son los más castigados porque no pueden pagar una consulta privada. Indicó que el Gobierno no es tonto ni ingenuo y por ese motivo se vio la necesidad de desenmascarar las conductas que asumieron los representantes de los galenos.
“Esperaremos su documento con paciencia, no le vamos a cerrar las puertas al diálogo porque nos preocupa la situación de la población. Los bolivianos están castigados, los enfermos están castigados, abandonados, especialmente los pobres”, remarcó.
Sectores de la oposición
El ejecutivo de la Asociación de Productores de Coca de los Yungas (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, expresó su respaldo a los médicos que mantienen un paro indefinido por 43 días. Advirtió que su sector no descarta la realización de un bloqueo de caminos y salir a las calles en apoyo a los galenos que se oponen al Código del Sistema Penal.
El 22 de diciembre, el jefe de la bancada de los diputados de Unidad Demócrata (UD), Wilson Santamaría, expresó su respaldo a la movilización de los galenos y anunció que pedirá una interpelación a la ministra de Salud, Ariana Campero, con el objetivo de que responda sobre ¿qué hizo para frenar el paro?, ¿cuánto de presupuesto se destina cada año para el área de salud?, y los resultados que se lograron?   
El mes anterior, el gobernador del departamento de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo que las medidas tomadas por los doctores son justificadas, los respaldó y espera una pronta solución al conflicto que se desarrolla a escala nacional. Además pidió a los profesionales en salud no renunciar, ni  irse del país porque “ése es el objetivo del Gobierno” para que sean reemplazados por médicos que llegan de Cuba.
El jefe de UD, Samuel Doria Medina, escribió ayer en su cuenta de Twitter que el “rechazo del preacuerdo (por los galenos) es señal de la profunda desconfianza en la palabra del régimen. Si desconoció hasta la CPE (Constitución Política del Estado) todo se puede esperar de quien no tiene palabra confiable”.
Morales da por resuelto el conflicto médico
El presidente Evo Morales dijo  que el preacuerdo suscrito entre el ministro de Gobierno, Carlos Romero, y los médicos colegiados de Bolivia resuelve las demandas de este último. Pidió a ese sector retomar la atención a los pacientes y zanjar el tema político en las urnas.
“El tema médico está resuelto con el acuerdo firmado en la víspera; lo político se resolverá con el voto del pueblo de Bolivia. Por eso, pido a los médicos vuelvan a atender la salud del pueblo”, escribió Morales en su cuenta en Twitter @evoespueblo.
No aceptan acuerdo 
Morales realizó esa afirmación un día después de que el Colegio Médico de Bolivia (CMB) rechazara un preacuerdo suscrito el lunes en Cochabamba, que establece la abrogación de los decretos supremos que crean la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud (Asinsa) y suspende la aplicación del artículo 205 del Código Penal, que se refiere a la mala práctica profesional.
Horas antes, el ministro Romero recordó que los dirigentes de los galenos debían informar el martes a sus bases los alcances del preacuerdo, pero dijo que éstos fueron a consultar a actores políticos a quienes les interesa convulsionar el escenario nacional. 
El viceministro de Autonomías, Hugo Siles, dijo que hay “manos contaminantes” entre los médicos que evitan poner fin al paro de ese sector. 
“Creo que hay otras manos contaminantes acá. Respeto la capacidad de muchos médicos, en las 22 horas de reunión que tuvimos ellos mostraron buena fe para solucionar, pero creo que se han acostumbrado a firmar acuerdos y luego incumplirlos”, remarcó. Agregó que existen personas que no quieren que se encuentre una solución al problema, tomando en cuenta que en sus movilizaciones se escuchan cánticos que ya no hablan de la salud, sino de dictadura y democracia.
El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, Sandro Ramírez, consideró que la huelga que implementan los médicos hace 43 días se convirtió de reivindicativa en política. 
Periodistas son agredidos por médicos
Un grupo de periodistas de medios de comunicación denunciaron que el martes fueron agredidos de forma verbal por los médicos que asistieron a la asamblea para evaluar el preacuerdo que fue firmado entre sus dirigentes y el Colegio Médico de Bolivia.
La reportera de la Televisora RTP Raisa Ontiveros detalló que los galenos la insultaron de “prostituta”, “vendida” y fue “molestoso” porque no la dejaron realizar su trabajo con normalidad.
“Nos han dicho prensa vendida, pero eso ha sido por el spot que no se ha pasado en algunos medios, por el cual los médicos han tomado esa actitud”, expresó Ontiveros.
El periodista de Cadena A Rubén Quispe expresó a Cambio su indignación por la actitud asumida por los médicos que le ofendieron a él y a sus colegas. Aclaró que no recibieron golpes por parte de los agresores.
“Después de la asamblea ha salido un grupo de médicos y han protestado contra los medios indicando prensa vendida porque han vetado su publicidad, eso es todo”, señaló Quispe a Cambio.  
El periodista de Bolivisión Donato Hanover puntualizó que los profesionales en salud les gritaron afrentas de forma directa, como que no tienen dignidad, y a sus colegas de Bolivia TV les mencionaron que no tienen honorabilidad para trabajar en ese medio. A la periodista de Canal 4 la sindicaron de “prostituta”.  
“Lo grave del asunto es que salen médicos y empiezan a  apuntarnos con el dedo diciéndonos vendidos de forma agresiva, pero sé de colegas que estaban en la parte de atrás a quienes los han provocado para que reaccionen pero no hubo golpes”, afirmó. 
Ontiveros remarcó que se siente molesta y dolida como profesional por lo ocurrido, debido a que recibieron insultos al concluir la asamblea del Colegio Médico de La Paz que se realizó en la zona Sur.

Comparte
Síguenos en Facebook