Santa Cruz - La Gobernación descarta que el paro hubiera tenido tinte político

La Gobernación de Santa Cruz calificó de histórico el paro cívico que se realizó en la jornada del viernes, donde casi toda la ciudad acató la medida, y desvirtuó que la movilización haya tenido un tinte político y antidemocrático como lo afirmaron ayer diferentes voces del oficialismo, que apuntaron a las logias y al gobernador Rubén Costas como los encabezadores de la medida.

“Fue una jornada histórica, hemos compartido a los largo de estos años muchos paros, pero este en particular tiene su connotación porque la ciudadanía en su conjunto se apropió de este movimiento, en defensa de su libertad y democracia”, sostuvo Roly Aguilera, secretario General de la Gobernación cruceña.

Aguilera añadió que el paro, convocado por el Comité Cívico, tuvo el objetivo de exigir el respeto al voto ciudadano del 21 de febrero y la abrogación de Código Penal. 

En una entrevista con EL DEBER Radio, la ministra de Comunicación, Gisela López, calificó el paro de Santa Cruz como una medida política impulsada por el gobernador Rubén Costas y cobijada bajo una estrategia mediática. 

En ese sentido, criticó al Comité Cívico expresando que la institución cruceña maneja un doble discurso y no tiene ninguna representación ante el pueblo. 

Sin embargo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, reconoció el carácter democrático de la movilización, aunque sostuvo que fue política y no cívica. 

Ante estas críticas, el secretario de Gobierno Vladimir Peña, dijo que "culpar a Rubén Costas, a la conspiración, o tratar de llevarlo a un ámbito político y desconocer que este paro se realizó por vocación ciudadana sería desconocer la verdadera conciencia de los pobladores". 

Peña señaló que la medida ejercida ayer refiere a la indignación que siente el ciudadano y se ratifica los mensajes de pedido a la abrogación del Código Penal y el respeto al voto del 21 de febrero.

Comparte
Síguenos en Facebook