Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Lo que tenía que ser un día de paseo en el paisaje paradisíaco de Villa La Angostura, terminó en tragedia para una pareja de turistas chilenos.

Jorge Julián León Parro (84) y Paula Aresti Astica (83) estaban de vacaciones en Río Bueno, en Chile. El miércoles cruzaron el Paso Cardenal Samoré --frontera entre ese país y la Argentina-- para ir a almorzar a Villa La Angostura. No se supo nada más de ellos.

Desde entonces, sus hijos y nietos los buscaron con desesperación. Ayer, apareció volcado el auto en que viajaban. El hombre había fallecido y ella tenía signos vitales, por lo que fue hospitalizada. Había pasado cinco días atrapada.

Según lo informado por sus familiares, Jorge y Paula estaban alojados en el Hotel Puyehue de Río Bueno. El 24 de enero salieron hacia Villa la Angostura. Tienen registro de salida en el paso a las 11.15 en el lado chileno e ingreso a las 12.40 del lado argentino. Indicaron que no iban a hospedarse en Argentina, sólo visitar el país durante el día.

Luego pensaban volver al hotel chileno. Tenían el check out programado para el 27 de enero, que era el cumpleaños de Jorge. En la habitación habían dejado todas sus pertenencias, incluidos remedios y el cargador del teléfono.

Según lo informado por Bariloche 2000, el Mercedes Benz en el que viajaban fue encontrado por un helicóptero chileno. Había volcado en la ruta 40, en la zona de la laguna Totoral, a 20 kilómetros del paso Cardenal Samoré. El auto estaba ubicado entre la vegetación, a unos 25 metros del asfalto.

El matrimonio estaba dentro del vehículo. El hombre había fallecido. La mujer permaneció cinco días atrapada en el auto y cuando la encontraron aún presentaba signos vitales. Fue trasladada en helicóptero hacia el varadero de Parques Nacionales, en Bariloche, y luego la llevaron en ambulancia hasta el sanatorio San Carlos en la misma ciudad, donde quedó internada en grave estado. Paula llegó consciente a la clínica.

Si bien la mujer no tiene fracturas ni traumatismos, los médicos de la clínica informaron que un cuadro de hipotermia y deshidratación, justamente por haber pasado tanto tiempo en el auto. Está estable, con asistencia respiratoria. La deshidratación, sumada a su edad, le provocó una insuficiencia renal. Por ahora no tienen previsto trasladarla a Chile.

Fueron cinco días de rastreo. A través de la Cancillería, se realizaron todos los contactos y se activaron todos los protocolos de búsqueda en hospitales, albergues y hoteles, entre otros lugares. Los buscaron por Bariloche, Villa La Angostura, el paso Samoré y San Martín de los Andes.

La familia había pedido que las autoridades argentinas reforzaran el operativo. "Si bien han tenido toda la disposición para atendernos y decirnos que se han tomado todas las medidas. Creemos que no hay mucho movimiento en el rastreo físico", había dicho ayer a los medios Rodrigo Quiroga, un pariente que ayudó a difundir el caso.

Los hijos estuvieron en la zona buscando por cuenta propia. Ayer llegó un helicóptero de amigos chilenos para ayudar con la búsqueda por el aire.

El caso recuerda otra tragedia que también involucró a una pareja de jubilados, el verano pasado. Los sanjuaninos Rosalía Arbó y Ramón Virgilio habían salido en su Renault 9 a visitar a unos parientes en Córdoba, pero se perdieron en el camino, quedaron atascados en una salina y murieron mientras sus familias los buscaban.

Fuente: Clarín
7/TENDENCIAS/carousel