Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
EFE
El Ministerio de Asuntos Exteriores turco tildó hoy de "injerencia" la condena "injusta" en un tribunal de Nueva York (EEUU) del vicepresidente del banco estatal turco HalkBank, Mehmet Hakan Atilla, por una trama destinada a evitar las sanciones impuestas a Irán.

Atilla estaba acusado de conspirar junto al empresario turcoiraní Reza Zarrab para ayudar a firmas iraníes a realizar miles de millones de dólares en transacciones durante 2011 y 2012 con el fin de evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Un tribunal estadounidense declaró anoche a Atilla culpable de cinco cargos de conspiración y fraude bancario por violar las sanciones contra Irán.

El empresario fue absuelto de la acusación de lavado de dinero. La sentencia por los cargos en los que fue encontrado culpable se dará a conocer el 11 de abril.

"Es injusto y desafortunado que el vicepresidente de HalkBank, Mehmet Hakan Atilla, haya sido considerado culpable en cinco acusaciones del jurado", declaró el ministerio de Exteriores en un comunicado en su página web.

"Es una injerencia sin precedentes en los asuntos internos de Turquía", añadió.

Exteriores turco también ha cuestionado la credibilidad de los miembros del jurado, y ha acusado al clérigo islamista Fethullah Gülen, a quién Ankara responsabiliza del fallido golpe de estado de 2016, de intervenir en el juicio para dañar a Turquía.

El empresario Reza Zarrab testificó contra Atilla e implicó en la trama al propio presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, así como a exministros turcos.

El Gobierno turco ha calificado este juicio como un complot o una conjura contra Turquía en la que estarían involucrados los seguidores de Gülen.

Algunos medios de comunicación progubernamentales incluso han acusado a EEUU de querer utilizar el caso Zarrab para imponer sanciones a Turquía y debilitar su economía.

7/TENDENCIAS/carousel