Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Mi mamá le está pegando a la chica! fueron las expresiones entre lágrimas de una niña de 6 años que presenció y delató la agresión de su madre, que pretendía robar en una tienda de zapatos de la calle 11 en la Villa 1ro de Mayo. La tarde del pasado martes (16:00) Marioly Aponte Céspedes (28) llegó junto a su pequeña, interesada en comprar varios pares de calzados y para este fin eligió mercadería por un valor a 1.850 bolivianos. Para cerrar el trato, la detenida fundamentó que su marido se encontraba realizando otras compras y llegaría para cancelar por el monto de la mercadería que le interesaba.

Nadie sospechó sus intenciones. La víctima, Eliane Herrera Guarachi (18), denunció ante la fiscal Delmy Guzmán Roda, que la detenida permaneció junto a su hija hasta las 19:00. A esa hora, decide comprar un par de calzados a su hija, cancelando con un billete de Bs 50. La vendedora refirió que cuando ingresó a otro ambiente para devolverle cambio por Bs 25 fue arremetida a golpes por Aponte que con palabras textuales le advierte: 

"Mi esposo está llegando y te va robar", mientras la agredió golpeándola con un candado en la cabeza. Al ver que su hija lloraba y le manifestaba que no pelee, le indicó en voz  desafiante que cierre la puerta del negocio y que no entre nadie. 

En ese interín, al ver que no logró su cometido de encerrarla en el baño, la echó al suelo intentando maniatarla hasta que finalmente la ingresó a un pequeño depósito casi desvanecida. Cuando pretendía consumarse el robo, aparece un cliente, Carlos Mauricio, que preguntó a la  menor dónde estaba la vendedora y se enteró del hecho delictivo. 

"La mujer, al escuchar que alguien ingresó a la tienda, salió haciéndose pasar por la dueña pero fue desenmascarada por el cliente", informó la fiscal. La detenida, al verse descubierta y encarada por su víctima que salió ensangrentada pidiendo auxilio, atinó a intentar huir pero fue retenida y entregada a la Policía. 

Aponte fue agredida por particulares que se enteraron del robo. La fiscal imputó ayer el delito de tentativa de robo y lesiones leves y graves. Mientras que la niña fue entregada a personal de la Defensoría de la Niñez de la zona. 

6 Años
tiene la niña que presenció a su madre tratando de robar un negocio.

7/TENDENCIAS/carousel