Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Asamblea Legislativa cumplió con el pedido del presidente Evo Morales y abrogó anoche el polémico Código del Sistema Penal (CSP); después de mucho tiempo, hubo unanimidad y coincidencia entre oficialismo y oposición, aunque también escenas bochornosas tanto en Diputados como en Senadores.

Tras la accidentada sesión iniciada en la Cámara Baja el martes, ayer a las 3:30 esa instancia aprobó mediante voto unánime la Ley corta que abroga el CSP; no fue fácil, sin embargo. Las más de 11 horas de sesión dejaron escenas escandalosas, enfrentamientos verbales, con ribetes bochornosos, entre oficialistas y opositores.

El Proyecto de Ley pasó de inmediato al Senado, que sesionó por la tarde y a las 20:45 sancionó la norma. Sólo resta que el Ejecutivo la promulgue y, con ello, entierre el texto del polémico CSP que tantos dolores de cabeza le causó al Primer Mandatario y su Gobierno. Los más de 650 artículos que conforman el Código quedarán abrogados en el curso de las siguientes horas.

Pocos son los antecedentes de presión y acorralamiento que tuvo que sortear el mandato de Morales, en 12 años de Gobierno, para retroceder en sus decisiones.

Uno de ellos, emblemático, se produjo el año 2011, cuando se vio obligado a sancionar una ley de protección e intangibilidad para preservar el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS), en medio de una fuerte presión indígena que puso en tela de juicio su discurso ecologista, de defensa de los indígenas y de preservación de la Madre Tierra.

ESCÁNDALO EN DIPUTADOS

La madrugada de ayer y en una sesión tensa por las fricciones entre oficialistas y opositores, la Cámara de Diputados aprobó la Ley de abrogación del Código.

En la oposición denunciaron que recibieron amenazas y en el oficialismo que soportaron tres años de “insultos y agresiones”.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, denunció que la oposición es responsable de que Bolivia ahora no cuente con una norma destinada a “cambiar la justicia”.

“¡Sin llorar, sin llorar!” y “¡Bolivia dijo no, Bolivia dijo no!”, fueron algunos de los estribillos que utilizó la oposición para referirse al oficialismo en medio de un acalorado debate.

Los legisladores del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) respondieron con gritos, acusándolos de su dejadez en el proceso de aprobación de la norma, que ahora deberá comenzar a elaborarse de cero. “Ojalá la sociedad la juzgue”, dijo Montaño al responder a una legisladora.

Morales pidió el domingo al Legislativo, controlado por su partido, abrogar el Código para neutralizar las protestas, aunque días antes había señalado que sólo era un pretexto para evitar su nueva postulación presidencial.

“Mientras nosotros nos quemábamos las pestañas trabajando, ellos (los de la oposición) salían a tomar café (...) Construyeron estrategias para golpear al Código, al Presidente Morales y la bancada, pero se equivocaron, los vamos a buscar cuando la gente venga a llorar por la falta de justicia”, denunció Montaño.

Identificó a los legisladores de la opositora Unidad Demócrata (UD) Arturo Murillo, Tomás Monasterios, Eliane Capobianco, Lourdes Millares y Gonzalo Barrientos, entre otros, como responsables de las movilizaciones y su resultado.

Barrientos afirmó que la sesión fue “bochornosa” y acusó a Montaño de alentar la agresión contra sus correligionarios.

“Se nos ha amenazado de que estemos atentos y atenidos a las consecuencias, y queremos denunciar que cualquier situación que nos pase será de responsabilidad de este tipo de amenazas”, afirmó.

Además, la ex jefa de bancada del MAS, Juana Quispe (Cochabamba), arrojó coca masticada y profirió un escupitajo a Barrientos y Shirley Franco tras la maratónica sesión, según denuncia de UD y un video que circuló en redes sociales.

Sucedió en el hall de la Asamblea, cuando los dos bandos se pusieron frente a frente mientras vitoreaban y lanzaban consignas.

La diputada Millares explicó que la coca fue dirigida a Barrientos y repudió el acto. “Tenemos imágenes de una diputada cuando salíamos de aquí, ha sacado la coca de su boca que había acullicado para lanzarnos. Eso es violencia”, denunció.

Por estos hechos, Millares aseguró que la Presidenta de la Cámara de Diputados “no tiene moral” para hablar de violencia o acoso político, cuando sus correligionarias muestran conductas violentas.

Asimismo, Franco amenazó con procesarla en la Comisión de Ética.

Lo cierto que UD sigue dividida en dos bandos por quién será su Jefe de Bancada en la presente legislatura y lo ratificó ayer. Barrientos y Norman Lazarte mantienen una pulseta.

La sesión en el Senado Nacional

El Código del Sistema Penal (CSP) fue abrogado anoche en la Cámara de Senadores.

Todo ocurrió en una sesión mucho más corta que la de Diputados: algo más de cuatro horas. El debate entre oficialistas y opositores fue muy respetuoso, al menos el 95% del tiempo.

En el debate, los opositores advirtieron que habían adelantado que la norma se iba a abrogar y reclamaron a los oficialistas por no escuchar sus pedidos de quitar el pie del acelerador durante su tratamiento, en diciembre pasado.

Los senadores Milton Barón y Adriana Salvatierra fueron de los pocos voceros del oficialismo. Señalaron que los argumentos de criminalización de las protestas, reducción de penas al narcotráfico y restricción a la libertad de expresión, eran mentiras.

Barón, representante por Chuquisaca, se preguntó en el plenario “qué fuman (…) qué toman” los opositores.

Salvatierra señaló que el Código era el único intento sincero de hacer un cambio real de la justicia, que tenía un enfoque restaurativo y técnico. "No es una victoria de la oposición", aseveró.

La opositora Carmen Eva Gonzales festejó que se abrogue "este Código maldito", se levantó y rompió un impreso con el texto del mismo, mientras los oficialistas le reclamaban. La asambleísta recordó que ingresó en huelga de hambre los días que se negociaban las directivas, "y lo hice porque yo no negocio con ustedes ni por san putas".

Barón denunció que la oposición montó una estrategia de desestabilización del Gobierno, y que conspiraron. Su colega Arturo Murillo le respondió que efectivamente el fondo es evitar que el presidente Evo Morales repostule y señaló que sí hay conspiración, pero que ésta parte del equipo cercano de colaboradores del Mandatario.

El presidente de la Cámara Alta, José Alberto Gonzales, cerró la sesión: "Se ha aprobado en sus dos estaciones en grande y en detalle siendo la Cámara de Senadores, la Cámara revisora. Queda sancionada la presente ley".

El Código que provocó movilizaciones

Durante su tratamiento y aprobación, el Código enfrentó protestas de los médicos: 47 días de paro.

Fue promulgado el 15 de diciembre por el presidente en ejercicio Álvaro García Linera.

Hubo huelgas de hambre, gasificaciones, bloqueos y marchas en todo el país.

La oposición protagonizó un ayuno voluntario en rechazo a la norma y exigiendo su abrogación.

El Gobierno retrocedió y derogó dos artículosm anoche abrogó (eliminó) el Código.

Trabajadores en salud y Ministerio firmaron ayer un pacto que restablece la atención hospitalaria.

Montaño dura

Gabriela Montaño
Presidenta Cámara de Diputados

"Ellos (la oposición) salían a tomar café (...) Construyeron estrategias para golpear al Código, al presidente Morales, pero se equivocaron, los vamos a buscar cuando la gente venga a llorar".

Denuncia amenazas

Gonzalo Barrientos
BANCADA DE UD

"Se nos ha amenazado de que estemos atentos y atenidos a las consecuencias, y queremos denunciar que cualquier situación que nos pase será de responsabilidad de este tipo de amenazas”.