Vallegrande rechaza hidroeléctrica Rositas y pide su traslado

El alcalde de Valle Grande, Casto Romero, advirtió que la construcción del proyecto hidroeléctrico Rositas inundará el 70 por ciento del principal atractivo turístico de su municipio. Además propuso reemplazar la hidroeléctrica Rositas por La Pesca. La autoridad informó que semanas atrás se envió una carta al presidente del Estado, Evo Morales, comunicando esta propuesta que contempla un menor impacto económico, social y ambiental.

Romero fundamentó su propuesta citando un estudio de ENDE Corporación que establece que La Pesca tiene una generación de electricidad de 720 megavatios (MW), mientras que Rositas solamente 400 MW. Además, la autoridad municipal dijo que el al menos 500 familias de 12 comunidades deben ser reubicadas porque sus terrenos quedarán bajo el agua.

Según Romero, el proyecto Rositas inundará aproximadamente 45.000 hectáreas de terreno, incluyendo parte del Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) Río Grande Valles Cruceños y el 70 por ciento de la Ruta del Che, uno de los principales atractivos turísticos de la provincia Vallegrande.

La afectación económica, según la carta enviada a Morales, asciende a 70 millones de dólares, puesto que el agua de la represa destruirá caminos, puentes, escuelas, tendidos eléctricos entre otras cosas.

A fines del año pasado, la primera autoridad del país, ante la resistencia al proyecto Rositas, dijo que en caso de mantenerse el rechazo destinará los recursos a otro proyecto. Al respecto, Romero indicó que se trata de un chantaje.

Las comunidades afectadas por el proyecto hidroeléctrico forman parte de las provincias Vallegrande y Cordillera de Santa Cruz, aunque también tendrá alguna incidencia en el municipio cochabambino de Pasorapa.

Finalmente, el presidente del Comité de Defensa de Tierra y Territorio de Vallegrande, José Luis Sandoval, aseguró que la empresa Guaracachi S.A., subsidiaria de ENDE Corporación, lleva a cabo el proceso de socialización del proyecto Rositas con las comunidades beneficiadas y no con las que tendrán que abandonar sus terrenos.


SOCIALIZACIÓN Y MALESTAR DE VECINOS

En un anterior contacto con este medio, la jefe técnico operativo para la gestión socioambiental del proyecto hidroeléctrico Rositas de ENDE Guaracachi S.A., María Angélica Ramos, informó que el proceso de socialización tiene un 90 por ciento de avance y que solamente resta realizarlo en tres comunidades, mismas que se oponen al proyecto.

Hay dificultades en el municipio Vallegrande, en cuyo territorio se encuentran las comunidades Arenales, Vado del Yeso y Lajas Toco, con quienes ENDE Guaracachi tiene plena disposición de iniciar un diálogo que permita el acceso de información oficial del proyecto, dijo Ramos.

El pasado 15 de enero, tres dirigentes de la comunidad Moroco Lajita de Santa Cruz denunciaron que 10 trabajadores chinos de la Asociación Accidental Rositas (AAR) realizan estudios con perforación de suelo, desde hace más de un mes, sin contar con la autorización de la empresa ENDE Corporación. Por su parte, ENDE se comprometió a buscar una explicación ante las denuncias vertidas.

Comparte
Síguenos en Facebook