Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La crisis bolivariana continúa acrecentándose y muchos intentan obtener algo de dinero metiéndose en las fétidas aguas del río Guaire en Caracas. Los aros, pulseras y restos que encuentran los canjean por comida.

“Trabajar en el Guaire no es fácil”, comenta. “Cuando te da, te da. Y cuando te quita, te quita la vida”.

Mientras el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro anuncia la emisión de 100 millones de petros (una unidad monetaria virtual basada en las reservas de petróleo certificadas), el grupo de ‘buscadores de tesoros’ de Caracas se sumerge en las aguas servidas del Río Guaire para buscar restos de joyas que les permitan comer al menos ese día.

La criptomoneda venezolana entrará en circulación en los próximos días y esperan que con ella puedan comenzar a solucionar alguno de los problemas principales. Sin embargo, ese tema está muy lejos de ser un tema de preocupación del chatarrero Ángel Villanueva, quien junto con su grupo buscan en las sucias aguas del río cualquier trozo de metal con el que puedan ayudar a alimentar a sus familias. El río es el desembocadero del agua de la ciudad, de los desechos de las industrias y de las lluvias, por lo que cuando comienza a llover rápidamente se inunda, haciendo que los ‘chatarreros’ corran serio peligro de ahogarse. “Trabajar en el Guaire no es fácil”, comenta Ángel; “cuando te da, te da. Y cuando te quita, te quita la vida”.

La mayoría de estos jóvenes pasan todo el día con su cuerpo metido en este agua con olor a podrido y miles de bacterias, muchos de ellos incluso se colocan cinta en la yema de los dedos para evitar que los cortes se infecten, ya que tampoco hay medicamentos y de enfermarse no tendrían modo alguno de ayudar a sus afectos. 

Fuente: Mitre
7/TENDENCIAS/carousel