Violan y desfiguran a una mujer en Barcelona, que no recibió ayuda de testigos que la vieron

Los Mossos d'Esquadra buscan al autor de una agresión sexual a una mujer, que también fue golpeada, ocurrida hace unos días en la localidad barcelonesa de San Andrés de Llavaneras, según han informado fuentes policiales.

La violación sucedió sobre las 7 horas del pasado 28 de diciembre en las cercanías de la estación de tren de San Andrés de Llavaneras, situada cerca de la escollera marítima de la población. La policía catalana ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias de la agresión e identificar al autor, aunque por el momento no ha detenido a ninguna persona.

Al mismo tiempo, los Mossos están buscando a tres testigos que habrían visto a la víctima, después de haber sido violada, y que abandonaron el lugar sin prestarle auxilio pese a los gritos de socorro que profería la mujer, según publica hoy el periódico «La Vanguardia» en su edición digital.

Según este periódico, la víctima, vecina de Mataró (Barcelona) de 42 años, fue abordada cuando iba a trabajar cerca de la estación de tren de Sant Andreu de Llavaneres por un hombre que la golpeó brutalmente, hasta desfigurarle la cara, la violó y la arrojó gravemente herida entre las rocas del espigón de San Andrés.

«Sangrando y totalmente desfigurada"
Malherida, la mujer llegó a pie hasta la estación de tren de Sant Andreu, donde fue atendida por personal de la cantina y trasladada a un centro hospitalario, añade la información del medio.

El responsable de la cantina de la estación de San Andrés, Antonio Torres, que fue quién llamó a Emergencias cuando dos personas encontraron cerca a la mujer violada y brutalmente golpeada, ha dicho a Efe que estaba "totalmente desfigurada".

El responsable de la cantina ha afirmado que la mujer se encontraba "sangrando", muy malherida y "totalmente desfigurada". Tras facilitarle auxilio y ropa, desde el establecimiento llamaron a los servicios de emergencias, que la trasladaron al hospital.

La principal hipótesis: la víctima conocía a su agresor
Por otro lado, los Mossos d'Esquadra han tomado ya declaración a varios testigos y están trabajando para identificar al autor de la agresión sexual, para lo que también indagan en el entorno personal de la víctima. Los psicólogos forenses trabajan con la hipótesis de que la víctima conocía a su agresor.


Según han expresado algunas personas presentes en la cantina, la víctima dio algunos detalles del agresor, por lo que los psicólogos forenses trabajan ahora con la hipótesis de que lo conociese.

Comparte
Síguenos en Facebook