Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
(ANF).- La dirigenta del magisterio urbano, Wilma Plata, se negó a levantar su huelga de hambre y anunció que de ser necesario “ofrendaré mi vida para que se consigan todos los objetivos de esta lucha “.


A 17 días de “huelga seca” sus signos vitales no están estables y “corre riesgo de sufrir una insuficiencia renal” reportó Johan Maldonado, el médico que diagnosticó su estado e intentó persuadirla de abandonar la extrema medida.

“El hígado empieza a generar glucosa, trabaja muy fuerte para generar glucosa y activar órganos vitales como el cerebro.  Vive un ciclo donde el hígado empieza a fallar y puede entrar en insuficiencia renal”, dijo Maldonado preocupado por el estado de salud de la huelguista que podría agravarse porque “sólo tiene un riñón”.

Dijo que intentó infructuosamente persuadirla de abandonar la medida “estoy conmovido e impactado por la fortaleza moral, física, y espiritual de la profesora Wilma Plata que ha decidido continuar la lucha”.

A los pocos minutos la dirigenta puso dos condiciones para levantar la extrema medida: “la derogatoria del artículo 205 y que incorporen en el preacuerdo la demanda de protección a todos los que han luchado más de 45 días (…) nada de descuentos, nada de persecuciones, nada de retiros y devolución de las multas a las farmacias”.

Aseguró que “es una inmoralidad que este gobierno cada vez que protestamos y hacemos una demanda tenga que recurrir a nuestros miserables bolsillos para sacarnos lo poco que tenemos…”.

Desde la sede del magisterio urbano de La Paz, donde junto a otros dos maestros cumple la extrema medida, dijo que espera que el conflicto continúe en las calles para masificar la presión a la que “nosotros sólo estamos contribuyendo con un granito de arena”.

7/TENDENCIAS/carousel