Achacachi, un año sin Policía, Fiscalía y con Alcalde ausente

A poco más de un año de los violentos sucesos de Achacachi —entre el 13 y 15 de febrero de 2017—, que enfrentaron a la población urbana con los Ponchos Rojos, ni la Policía, ni la Fiscalía, ni el alcalde Édgar Ramos (MAS) retornaron a la población.

Además, aún permanecen con detención preventiva Esnor Condori, expresidente de la Federación de Juntas Vecinales, por la quema de la casa y el auto de la autoridad edil; Pedro Villca, exvicepresidente de la Fejuve, y Elsner Larrazábal, expresidente del Comité Cívico, por el presunto secuestro del poncho rojo Modesto Clares en las jornadas de septiembre.

A ellos se suma el vecino Cecilio Roque, imputado por portación de arma de fuego. Las movilizaciones comenzaron el 22 de agosto y concluyeron el 17 de septiembre; 47 personas fueron imputadas, de las cuales 18 fueron detenidas preventivamente.

Entre el 13 y 15 de febrero del año pasado, vecinos del pueblo, que cuestionan la gestión del burgomaestre y cuya renuncia aún exigen y con los Ponchos Rojos que lo respaldan, se enfrentaron.

El 22 agosto el conflicto rebrotó y los habitantes del pueblo cumplieron 27 días de paro indefinido con bloqueo de la carretera a Copacabana exigiendo la cesación de la detención preventiva de Condori, Gonzalo Layme y Pastor Salas, y la renuncia de Ramos.

Para Freddy Ávalos, abogado de los imputados, “se trata de un proceso político que se ha estancado y que solo ha perjudicado a quienes pidieron la dimisión” del Alcalde masista.

Encuentre la información completa en la edición impresa de La Razón.

Comparte
Síguenos en Facebook