Adjunto del primer ministro australiano renuncia por escándalo

AFP/
El adjunto del primer ministro australiano anunció este viernes que renunciará a su cargo tras el escándalo por el romance extramatrimonial que tuvo con una colaboradora a la que dejó embarazada.

"Voy a renunciar el lunes en la mañana en la reunión del partido. Voy a renunciar al cargo de líder del Partido Nacional y de adjunto del primer ministro de Australia", dijo en una conferencia de prensa Barnaby Joyce.

Joyce, de 50 años, está en el centro de una tormenta mediática, desde la revelación a principios de febrero, de que dejó a su mujer por una antigua colaboradora, casi 20 años menor que él, que está embarazada del político.

Desde entonces se multiplicaban las voces que pedían una dimisión, entre medio de acusaciones de acoso sexual, que Joyce ha desmentido.

"Es muy importante que aquí haya un cortocircuito, no sólo en le parlamento, pero lo que es más importante, un cortocircuito para Vikki (su amante), para mi hijo no nacido, mis hijas y para Nat (su mujer)", dijo el político.

"Esto tiene que parar. No es justo para ellas. Es completamente injustificado", sentenció Joyce, que es líder del Partido Nacional, uno de los pilares de la coalición conservadora formada con el Partido Liberal del primer ministro Malcolm Turnbull.

El escándalo llevó al primer ministro australiano, que depende del partido de Joyce, a modificar el código de buena conducta ministerial, para prohibir las relaciones sexuales entre los ministros y sus colaboradores.

Joyce debía reemplazar al primer ministro esta semana al mando del país durante el viaje de Turnbull a Washington para reunirse con Donald Trump.

La semana pasada Turnbull anunció además al parlamento que su vice primer ministro estaría de vacaciones los cuatro días que dura el viaje.

Esta pausa permitirá a Joyce "evaluar su propia posición", declaró el primer ministro.

Desde Washington, Turnbull le agradeció a Joyce por ser "un tenaz defensor de la Australia rural y regional" e insistió que la coalición entre los dos partidos no quedó disminuida por el escándalo.

Joyce calificó las acusaciones de acoso sexual como "espurias y difamatorias" y dijo que quería que fueran investigadas por las autoridades.

"Pedí que esto sea referido a la policía", dijo, admitiendo que éstas habían sido la gota que colmó el vaso.

Joyce se hizo conocer a nivel internacional cuando amenazó con matar los perros del actor estadounidense Johnny Depp, que entraron ilegalmente a Australia.

Comparte
Síguenos en Facebook