Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
En 2015, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) alertó que los créditos provenientes de China doblará el endeudamiento del país, ante el anuncio realizado en ese entonces por el vicepresidente Álvaro García Linera, quien, luego de una visita al país asiático, anunció empréstitos del orden de $us 7.000 millones.

“El Gobierno (de Bolivia) anunció en octubre (2014) que el país había recibido una línea de crédito de 7.000 millones de dólares por parte de China para financiar la inversión en infraestructuras y generación de energía hidroeléctrica. De utilizarse plenamente, esta línea de crédito duplicaría con creces la deuda externa del Estado Plurinacional de Bolivia”, sostuvo el organismo de Naciones Unidas en la evaluación preliminar de las economías de la región el año 2015.

La Cepal también se refirió a la deuda pública interna en estos términos: “La deuda pública interna, que había aumentado en 2014, disminuyó ligeramente en los primeros nueve meses del 2015 (en diciembre de 2014 se redujo un 0,6%). En contraste, la deuda externa aumentó 9,4%, por efecto de los grandes desembolsos realizados por prestamistas multilaterales”.

DECLARACIÓN

El embajador de China en Bolivia, Liang Yu, informó hace días que la cooperación de su país a Bolivia, para el 2018, es mayor a los siete mil millones de dólares, principalmente invertidos en la construcción de carreteras, plantas industriales de azúcar, potasio y litio.

“Estamos realizando por contrato, muchos proyectos de construcción de carreteras y el monto total ha sobrepasado los siete mil millones de dólares, cubriendo todo, carreteras, construcción de plantas de azúcar, potasio y litio”, sostuvo el embajador de China, ante los medios de difusión.

El economista, Julio Alvarado, estimó que la deuda externa pública y la deuda interna, suman al presente más de $us 16.000 millones, lo que representa cerca del 50 por ciento del Producto Interno Bruto del país de 2017, estimado en $us 34.000 millones.

Esa proporción en el límite máximo de endeudamiento según la Comunidad Andina de Naciones (CAN), aunque el Gobierno señaló que la relación deuda/PIB es de 24 por ciento.

Por su parte, el expresidente del Banco Central, Juan Antonio Morales, manifestó recientemente su preocupación en torno a la deuda externa y dijo que no existe información de los resultados de importantes fondos que el Ejecutivo invierte, principalmente en infraestructura vial y electricidad.

CRECIMIENTO

La deuda externa bilateral con la República Popular de China desde 2007 se expandió en más de siete veces pasando de 75,4 millones de dólares a 571,2 millones de dólares en 2016. La tasa de interés promedio de estos recursos hasta 2016 fue de 2,9% y el país pagó 24,5 millones de dólares como amortización de capital y 14,7 millones de dólares en  intereses, según el Banco Central de Bolivia (BCB).

PRIVADOS

Frente al déficit en balanza comercial que genera menos recursos para las arcas públicas y privadas, el fisco financió sus actividades con déficit fiscal estimado en 6,5% del PIB que fue financiado por el incremento de deuda pública externa que pasó de 7.268 millones de dólares en 2016 a 9.108 millones en 2017 (noviembre) y ligero ascenso de las reservas internacionales netas informó, Monitor Macroeconómico de la Cámara Nacional de Industrias en su edición de enero pasado.

A noviembre de 2017, la deuda pública externa a mediano y largo plazo subió a 9.108 millones de dólares, cuando a diciembre de 2016 estaba en 7.268 millones de dólares, incrementándose en 25,3%, dijo esa misma fuente.

INVESTIGACIÓN DEL CEDLA

- La investigadora del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Silvia Molina Carpio, reafirmó el incremento de la presencia china en Bolivia, con contratos estatales que adecúan su normativa para beneficiar a estos consorcios que reproducen sus mecanismos laborales contra los obreros nacionales.

- Molina, entrevistada en radio Fides, explicó que China y Bolivia llevan una relación de dependencia cada vez mayor, sobre todo desde la contratación del préstamo de 7 mil millones de dólares que tramitó el vicepresidente Álvaro García en su viaje de octubre de 2015 a Beijing.

- El préstamo, cuya cifra podría variar, en el informe que presentará el Cedla en las siguientes semanas, llegó con condiciones como la contratación de los consorcios chinos y la aceptación de subcontrataciones u otras prácticas que ahora son denunciadas por los trabajadores.

- Según la investigadora, las empresas chinas reproducen las prácticas laborales de su país en Bolivia, y ese “es un tema de interés, por la dependencia que vamos teniendo como país siendo China nuestro primer acreedor en términos bilaterales”.

- Datos de un matutino paceño reflejaban la presencia de cien empresas chinas hasta 2014, pero las cifras de otro medio escrito hablaron de 60 consorcios.

- Molina explicó que desde 2011 hasta 2015 esas corporaciones estatales no llegan al país a hacer una inversión, como fue el argumento del Gobierno central, sino a competir por las grandes licitaciones de infraestructura estatal.

Fuente: VisorBolivia.com
7/TENDENCIAS/carousel