Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
AFP
La presunta violación de un niño de nueve años por compañeros de escuela sacude desde hace días un pequeño pueblo en el sur de España, donde la fiscalía ha abierto una investigación.

"Se trata de menores, se trata de una víctima de nueve años (...) y los autores igual de 12 o 13 años", declaró el viernes en la radio COPE José Luis Agea, el alcalde de Chilluévar, un pueblo de 1.500 habitantes en Andalucía donde ocurrieron los hechos.

El defensor de los derechos del menor en Andalucía anunció en un comunicado la apertura de una investigación sobre "la presunta violación de un menor de 9 años en un colegio de un pueblo de (la comarca) Cazorla por parte de otros cuatro alumnos".

La fiscalía especializada en protección de menores también abrió una investigación preliminar, pidiendo un informe de los hechos a las autoridades educativas y al centro escolar, aseguró una portavoz de la fiscalía de Andalucía a la AFP.

En este momento de la investigación, el ministerio público no puede abrir un procedimiento penal dado que los presuntos agresores son menores de 14 años, precisó.

"Este tema surge por un informe médico cuando el menor acude a un hospital y el médico inicia un protocolo al decir que hay posibles indicios de agresión sexual", declaró a la AFP esta portavoz.

El niño dispone de un servicio judicial de atención a las víctimas que incluye un seguimiento por psicólogos, educadores y asistentes sociales, añadió.

Cuatro de los cerca de 150 alumnos del centro escolar fueron expulsados como medida de precaución, declaró el jueves Sonia Gaya, responsable de Educación de la región de Andalucía, sin dar más detalles sobre su relación con los hechos.

"Esto es un pueblo muy pequeño, el boca a boca hace que la velocidad sea muy rápida", declaró el alcalde del municipio a la radio, pidiendo esperar a los resultados de la investigación.

La fiscalía, el gobierno regional andaluz y la justicia pidieron también proteger la intimidad del menor y dejar a los investigadores esclarecer los hechos.