Analista Roger Cortez: MAS usa a Central Obrera como símbolo electoral

Con una credibilidad muy cuestionada por su abierta afinidad al Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS), así comienza la nueva dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB), misma que se convirtió en un símbolo electoral para el oficialismo, según el análisis de Roger Cortez, quien también vaticinó un futuro donde esta entidad se debilita más e incluso llegaría a cesar en sus funciones.

“Conoce bien el régimen del MAS las debilidades de la COB y la verdadera importancia que le asigna, esencialmente simbólico en el sentido de presunta representación de intereses obreros”, manifestó Cortez en entrevista con EL DIARIO.

Además de la debilidad de la entidad obrera, percibe el entrevistado, que el MAS busca el control de las organizaciones que le reditúan efectos electorales.

“ Y lo que ha pasado en Santa Cruz es una triste reafirmación, un tanto caricaturesca a partir del empeño que muestra el Gobierno del MAS, por mantener remachado el control del conjunto de las organizaciones sociales (…) por lo que el cambio de directiva se inscribe en la lógica acentuada del interés electoralista en el MAS”, agregó.

Que por cierto significa que “ahora el MAS se atiene a las etiquetas y los protocolos de carácter simbólico; no hay ninguna renovación, se expresa en el deseo de ser parte de fórmulas electorales de los nuevos dirigentes”.

Sin embargo, no sólo es la organización que agrupa de forma sindical a los trabajadores, sino a otras organizaciones sociales que según Cortez fueron “secuestradas” por el oficialismo “con una serie de amenazas que maneja el MAS”.

Otro punto que llama la atención de la nueva dirigencia de la COB es el discurso directo de su representante, Juan Carlos Huarachi, quien afirmó que un representante de la COB debería acompañar a Evo Morales en la Vicepresidencia.

“El actual ejecutivo tiene la frase más destacada, de los nuevos dirigentes de la COB, quieren una Vicepresidencia, muestran lo estrecho lo corto del alcance de las directivas y la triste realidad es que no hay ni una mujer en la plantilla de dirigentes”, afirmó.

Tal hecho demuestra que nuevamente, como en gestiones anteriores del ente sindical, el Comité Ejecutivo tiene una dirigencia “totalmente conservadora, burocrática de un ente confederado que ha perdido casi todo el impacto y la capacidad de convocatoria y fuerza que tuvo hace mucho tiempo atrás”.

PEDRO MONTES

Por su parte el exdirigente cobista (2009- 2012) y ahora senador nacional representante de Oruro, Pedro Montes, considera que toda la dinámica política que se está dando en la COB es parte de la Tesis de Pulacayo, documento que rige la vida del ente obrero.

“La estructura de la COB va estar siempre a la cabeza de un minero, mientras exista el estatuto, la Carta Magna de los trabajadores, mientras no haya un cambio va seguir siendo siempre un minero y si es que quieren cambiar la estructura, tiene que hacer un Congreso Orgánico, solamente ahí se discute”, explicó Montes a este medio.

Al ser consultado de por qué la COB en estos doce años de Gobierno del MAS ha estado siempre en la línea oficialista, Montes dijo que esta postura responde a coyunturas que obligan a los obreros a apoyar a determinados gobiernos.

“Eso es porque las coyunturas dan una obligación; por ejemplo, en la coyuntura del MNR (este) nació con un cogobierno con la COB y un minero estaba a la cabeza que era Juan Lechín Oquendo. Los mineros estaremos siempre a la cabeza porque hemos pasado persecución, encarcelamiento, desapariciones, confinamiento, exilio, destierros”, afirmó Montes.

EL DIARIO insistió: ¿Por qué la COB está ahora a lado del Gobierno que representa el poder si su rol ha sido siempre ser contestatario al mismo y más bien defender los intereses de los trabajadores?

“La COB es contestataria al imperio y a sus sirvientes que están infiltrados en cada país y si el Gobierno fuera un neoliberal, golpista con seguridad le hacemos frente, la COB y todas las organizaciones”, aseguró.

Además defiende la postula cobista señalando que el actual Presidente de Bolivia es producto del apoyo de los trabajadores.

GUIDO MITMA

Contrario a esta postura, el exdirigente de la COB, Guido Mitma, quien hasta hace unos días estaba liderando esta institución, dejó el cargo con presiones y acusaciones tras apoyar las movilizaciones del Comité Nacional del Defensa de la Democracia (Conade) y rechazar el fallo del Tribunal Constitucional que apoyó la intención del MAS y de Evo Morales de permanecer en el poder de forma indefinida.

Después de una trayectoria donde se veía a Mitma a lado de Morales en actos oficiales y emitiendo un discurso político afin al Gobierno, el dirigente minero se desencantó y calificó la administración de Morales como un “gobierno represor” y que atenta los intereses de los trabajadores.

Publicidad

Comparte
Síguenos en Facebook