Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Dos delincuentes asaltaron a mano armada a dos funcionarios de la Caja Nacional de Salud (CNS) en la población de Riberalta, en Beni, y se llevaron 837 mil bolivianos que estaban guardados en dos bolsas. La Policía sigue con la búsqueda de los prófugos.


El robo agravado ocurrió a las 10:20 de ayer. “Dos funcionarios de la Caja Nacional de Salud  se dirigieron al Banco Unión, sacaron 837 mil bolivianos en dos  bolsas, en el trayecto de retornar hacia la caja bajaron del vehículo y al ingresar fueron sorprendidos por dos hombres, quienes portaban armas de fuego cortas”, explicó el comandante regional de Riberalta, Edwin Ugarte.

En las filmaciones de las cámaras de la CNS se observa que, al parecer, los antisociales esperaban a los dos funcionarios, un hombre y una mujer, quienes después de salir del vehículo en el que llegan son acorralados por los asaltantes.

Según el jefe policial, los delincuentes estaban con revólveres en las manos y  apuntaron a las víctimas para arrebatarles las bolsas con el dinero.

Por alguna razón, el celular de una de las  víctimas estaba guardado en una de las bolsas que contenían los fajos de bolivianos, esto permitió que minutos después, a través de la señal de GPS, se logre dar con el aparato.

Los delincuentes escaparon en una motocicleta roja deportiva.  “Rápidamente se activó el plan Z (de rastrillaje), se coordinó acciones con patrullaje en la carretera hacia Warnes y Guayaramerín”, explicó ayer  Ugarte.

En una de las acciones policiales se encontró el celular de una víctima en el barrio El Torito, en la cabaña San Andrés. “Presuntamente botaron el teléfono, estamos procesando la información”, dijo  el comandante.

La funcionaria afectada contó que todo fue rápido, que los delincuentes les apuntaron con las armas  y les quitaron las dos bolsas que llevaban en el hombro; no dio detalles sobre el destino del dinero y tampoco por qué llevaban tan grande monto sin ningún tipo de resguardo policial.

Dos personas fueron testigos del hecho, ambas estaban casi a dos metros de distancia del lugar donde ocurrió el asalto, sin embargo se quedaron quietas porque el robo armado fue en cuestión de segundos.

Uno de los asaltantes estaba con un short, una camisa a cuadros y una gorra blanca, mientras que el otro estaba con un pantalón azul, una chamarra de jean y una gorra blanca. 

Ambos usaban zapatillas deportivas. El coronel Ugarte manifestó que ya se tienen acciones concretas para dar con los delincuentes que se llevaron 837 mil bolivianos.