Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Ocurrieron muchos momentos espectaculares durante el lanzamiento inaugural del cohete Falcon Heavy de SpaceX este martes.

Pero, tal vez la escena más dramática ocurrió unos cuatro minutos después del despegue: la segunda etapa del cohete, que se dirigía hacia lo profundo del espacio, desechó el cono blanco de la punta.

Y entonces reveló el auto deportivo rojo cereza de Elon Musk, director ejecutivo de SpaceX. Detrás del volante apareció un maniquí vestido con traje espacial, a quien llamaron Starman. El coche se deslizó victoriosamente fuera de la Tierra mientras la canción "Life on Mars?,” de David Bowie, retumbaba en la retransmisión en línea del lanzamiento de SpaceX.

Ahora, el auto no está en ningún viaje científico. Este fue un lanzamiento de prueba, así que SpaceX necesitaba una carga ficticia. Y Musk ya había revelado que quería que fuera “la cosa más tonta que podemos imaginar”. Así que escogió a su lujoso coche Tesla descapotable.

“Me encanta la idea de un auto que está andando sin rumbo –al parecer infinitamente– por el espacio, y que tal vez pueda ser descubierto por una raza alienígena a millones de años en el futuro”, sostuvo Musk en diciembre.

Poco después del lanzamiento, SpaceX publicó una transmisión en vivo del viaje de Starman. Y las imágenes parecían sacadas de ciencia ficción./CNN

7/TENDENCIAS/carousel