Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El Gobierno anunció ayer que se espera  en los próximos siete días un “un golpe de agua” que provocará inundaciones en el departamento de Beni, aunque será menor del desastre registrado en el año 2014. Por esa razón, autoridades nacionales y locales coordinan tareas de prevención y evacuación para ayudar a las familias de las zonas afectadas.



Según el último reporte del Ministerio de Defensa,  cinco municipios  fueron declarados zonas de desastre:  Cotagaita (Potosí), San Javier (Beni), Camargo, Las Carreras y Monteagudo (Chuquisaca). Se informó que  el departamento de Beni  ya se declaró en emergencia.    

Otros  15 municipios  fueron declarados en emergencia, como   Villazón, Huacaraje, Baures, Magdalena, San Andrés, Villa Abecia, Icla, Incahuasi, Macharetí, Puerto Villaroel, Chimoré y Entre Ríos. “Estos municipios se encuentran en  Potosí, Beni, Chuquisaca, Cochabamba y Tarija”, sostuvo Javier Zavaleta.

El ministro reportó  que  la cantidad total  de familias afectadas  en Bolivia es de  6.322. Las mismas pertenecen a Tarija, Potosí, Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca, La Paz y Beni. Además, recalcó que sólo se registró una  persona fallecida en Cotagaita y que su muerte fue causada por la crecida de un   río.

Trinidad, el más afectado

¿Cuántos municipios benianos serán afectados?  “(Serán)  todas las comunidades que están  en emergencia y que se encuentran  en las  riveras del río Mamoré con sus afluentes, esas son  las que serán afectadas  por este  golpe de agua”, respondió Zavaleta. 

Según la autoridad, uno de los municipios benianos más afectados será Trinidad. “Hay  barrios fuera de los anillos (de seguridad) que seguramente serán afectados por este golpe de agua”, dijo.

Zavaleta explicó que  se reunió en Trinidad  con el Comandante en Jefe de la Armada, el Gobernador de Beni y el encargado de Defensa Civil de esa región para tomar las medidas de prevención y atención. “Hemos preparado un plan de contingencia para evacuaciones, asistencia humanitaria y básicamente para un programa de alerta en todos esos municipios”, sostuvo.

En el municipio beniano de San Andrés, más de 50 viviendas fueron inundadas  ayer por  la crecida del río, contó a ERBOL el ingeniero Narciso Flores Cardozo, funcionario de la Alcaldía local.
  
En el sur del país, los niveles de los cauces bajaron, en especial en poblaciones como Yacuiba y Villamontes. “Pero con las próximas lluvias se espera que la alerta continúe en los siguientes días. Por esa razón,  se pide  tanto  a las comunidades del Chaco tarijeño como las comunidades de Beni que mantengan sus niveles de alerta y en lo posible  continúen las evacuaciones de las familias que están amenazadas”, dijo.

En Potosí, la autoridad indicó que se considera emitir una declaratoria de  emergencia departamental. 

Fuente: Página Siete