Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El equipo nacional e internacional de la demanda marítima cumple este lunes su última jornada de trabajo en La Haya. Bolivia se encuentra en las “más óptimas condiciones” para enfrentar la etapa oral de los alegatos y espera la “mejor relación” con Chile para un diálogo “sincero, de buena fe, objetivo y con resultados” sobre el mar, afirmó el ministro de Justicia, Héctor Arce.

Arce es parte del equipo marítimo que en los últimos dos días cumple jornadas maratónicas de trabajo para afinar toda la estrategia que será desplegada en las audiencias orales, programadas del 19 al 28 de marzo, del juicio planteado contra Chile para que honre sus compromisos hechos para negociar una salida soberana al Pacífico.

“Bolivia está preparada y está demandado diálogo, es algo que tenemos que tener en cuenta, queremos tener la mejor relación con el Estado chileno, queremos entablar una mesa de diálogo sincero, de buen fe, objetivo y con resultados para que Bolivia ejerza el derecho de tener un acceso soberano al Pacífico mediante el diálogo, la conciliación”, explicó.

Añadió que confía en que “tengamos una vida armónica, una vida de pueblos hermanos con Chile, un nuevo horizonte a partir del fallo de justicia que va a dictar la Corte Internacional de Justicia”, instancia judicial en la que se tramita la centenaria demanda tras la falta de respuestas de la administración de Santiago.

La Haya, Holanda, fue el centro del trabajo de los últimos días, aunque no se descarta una nueva reunión previa a la fase de los alegatos orales. “Estamos dando los últimos ajustes, los últimos toques a una serie de presentaciones verdaderamente científicas, muy elaborados, muy bien trabajados con mucho tiempo de anticipación”, explicó Arce en una entrevista con el canal estatal.

Chile niega que el diálogo genere derechos y también se prepara para defender sus intereses en la última etapa antes de la sentencia, que se prevé conocer en este año.

En La Haya, el equipo boliviano también trató la defensa en la demanda chilena por derechos sobre los manantiales del Silala. Se analiza la posibilidad de una contrademanda y reivindica la soberanía sobre ese recurso hídrico que fue desviado hace más de 100 años de forma artificial y amparado en una concesión que fue anulada por la Gobernación de Potosí.