Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Ahmad Khan Rahimi, autor del atentado que hirió a una treintena de personas en el barrio neoyorquino de Chelsea una animada noche de sábado en septiembre de 2016, ha sido sentenciado a dos condenas a cadena perpetua. El terrorista de origen afgano ya fue declarado culpable en octubre de ocho cargos penales, que incluían el uso de armas de destrucción masiva y de explosión en un lugar público.


Rahimi colocó la bomba de fabricación casera en el interior de un contendor frente a un bar situado en la calle 23, entre la Sexta y la Séptima Avenida. La mayoría de los heridos tuvieron que ser hospitalizados. También se encontró un artefacto cuatro calles más arriba, que no detonó. Se le considera además responsable de otro pequeño explosivo que estalló esa mañana en la celebración de una carrera benéfica en Nueva Jersey.

El atentado de Chelsea fue el incidente más grave que sufrió la ciudad de Nueva York desde los atentados contra las Torres Gemelas, justo 15 años antes. Rahimi fue capturado en Linden (Nueva Jersey) dos días después. Resultó herido en el tiroteo. La fiscalía indicó durante el proceso que el acusado no tenía remordimiento alguno y que trató de radicalizar a sus compañeros de prisión con propaganda.

“Estaba orgulloso de lo que hizo”, afirmó la acusación en la documentación entregada al juez Richard Berman. El terrorista tuvo la opción de hablar en la vista en la que se le dictó sentencia. “No tengo odio por cualquier persona”, afirmó ante el tribunal en Nueva Jersey. El abogado de la defensa hizo una última tentativa para evitar la máxima condena, al decir que su cliente aspiraba a ser policía porque creía que podía ayudar a la gente.