Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Mediante fotografías, un grupo de vecinos denunció que conscriptos del Grupo Aéreo 83 de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), en Puerto Suárez, son utilizados para cortar la yerba en el terreno de propiedad del general en retiro Edwin Bonilla, además que suboficiales cumplen órdenes para realizar la instalación eléctrica.

El uniformado aludido negó el hecho y asegura que los conscriptos limpiaban un terreno de esa unidad militar y que se ha sancionado a quien difundió esas imágenes por redes sociales.

Sobre el tema, nuestro medio realizó las consultas al Ministerio de Defensa y la unidad de Comunicación del Comando de la FAB.

En el Ministerio, a tiempo de no confirmar si conocían sobre el hecho, se nos indicó que pese a ser una investigación deberíamos presentar una denuncia por escrito y seguir el procedimiento ante la unidad de Transparencia. En el caso de la FAB, no se antendió nuestro llamado ni mensajes hasta el cierre de edición de esta nota.

Sin embargo, en contacto telefónico con el general Bonilla, este manifestó que las fotografías de los conscriptos fueron tomadas en septiembre del año pasado y tenían la intención de perjudicar al comandante de esa unidad, Tcnl. Julio Urgel Garcia, quien este año fue ratificado en el cargo.

Según las imágenes y la denuncia, los conscriptos son empleados para estos trabajos particulares en propiedades de oficiales de forma reiterada vulnerando derechos y normativa militar.

En contacto con algunos de los conscriptos que este año continuarán en esa unidad, los denunciantes señalan que estos temen por las represalias en su contra y ven lejana la posibilidad de ser atendidos o una sanción contra los oficiales que los emplean para estas tareas.

En este sentido, se pretende que los familiares tomen contacto con autoridades civiles para que se verifique las condiciones de vida de los jóvenes que creyendo que servirían a la patria, ahora se ven rebajados a tareas de peones.

Bonilla aseguró que el oficial que difundió las fotografías (no dio el nombre) fue cambiado de destino debido a que hacía daño a la institución. Aseveró que el terreno donde se ve desyerbando a los soldados, es un predio de la unidad militar y no así el terreno que su esposa tiene en esa localidad.

El general minimizó la denuncia y aseguró que es maliciosa y pretende desprestigiar a la institución.

El Diario / La Paz
7/TENDENCIAS/carousel