Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Luego de generado el debate sobre la atención gratuita que reciben bolivianos en hospitales públicos de Argentina, surge la pregunta de cuántos son los connacionales que se benefician de esta medida que el gobierno del vecino país pretende regular a través de una ley, luego de que se rechazara un convenio de reciprocidad en la atención de argentinos en Bolivia.

De acuerdo con el ministro de Salud de Argentina, Adolfo Rubinstein, no hay una cifra oficial sobre la cantidad de bolivianos que se atienen en el sistema de salud argentino, no obstante sólo en la provincia de Jujuy, limítrofe con Tarija y Potosí, entre el 7% y 10% del total de prestaciones son a inmigrantes, reportó La Nación.

Según el diario El Tribuno de Jujuy, durante el 2017, en los consultorios externos del hospital de La Quiaca atendieron a casi 20.000 personas, de las que 2.000 eran bolivianos.

También detalla que de los 12 turnos que entregan por día para las distintas especialidades, siete son para ciudadanos bolivianos o que tienen documento argentino, pero no viven en el país. Además, de siete partos semanales, cuatro corresponden a madres extranjeras que llegan a la guardia casi a punto de dar a luz.

El debate en Argentina surgió con motivo de que extranjeros aprovechan e incluso “abusan” de los servicios médicos argentinos, según el canciller argentino, Jorge Faurie. Entrevistado por Todo Noticias de Argentina, la autoridad mencionó que hay extranjeros que se “organizan” para ir a su país a recibir atención médica general, partos y hasta trasplantes.

Hoy el propio canciller indicó que Argentina busca debatir justamente la prestación médica a estas personas, consideradas “golondrinas”, porque sólo viajan a Argentina para tratarse y posteriormente retornan a sus respectivos países.

El problema no sólo es con bolivianos, sino también con paraguayos, brasileños o chilenos que cruzan la frontera para recibir atención médica, mencionó el canciller.