Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El Juez 6º de Instrucción Penal Cautelar de El Alto, Jorge Gutiérrez, determinó este martes  sentencia de 30 años de privación de libertad en la cárcel de Chonchocoro para el ciudadano Jesús Cortés, declarado culpable del infanticidio de su hija de dos años y siete meses.

Según el fiscal Sergio Bustillos, el acusado reconoció en la audiencia su participación en el delito y renunció a un juicio oral y contradictorio. En ese contexto, el sujeto se sometió a procedimiento abreviado.

El fallecimiento de la niña ocurrió el domingo 25 de febrero. Según las investigaciones, en su casa de la zona Santa Rosa, el padre golpeó a la menor en el abdomen con tal brutalidad, que le causó un sangrado que resultó fatal.

La madre de la menor fallecida, Belén C., también acusada de violencia hacia su hija, fue enviada con detención preventiva en la cárcel de Miraflores. El proceso judicial continuará contra ella.   

El fiscal Bustillos afirmó que la menor era víctima de violencia de manera recurrente de parte de sus padres. La niña incluso tenía hematomas de agresiones anteriores.

Incluso, el día de su fallecimiento, la menor fue castigada en la madrugada por su madre con golpes y agua fría. Después, la mujer se fue a su puesto de venta en la feria 16 de Julio, dejando a su hija con su pareja. En ese ínterin la menor sufrió los golpes que acabaron con su vida.

La familia de Belén hizo un mitin de protesta mientras se realizaba la audiencia. Aseguraron que la madre es inocente y que el padre tiene historial violento.

Los familiares recordaron que Cortés quería evitar reconocer a la niña como su hija, y que obligó a Belén que se vaya a vivir con él para no pagar pensiones.

7/TENDENCIAS/carousel