Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Un escándalo sexual ha salido a la luz en la NBA. Más de una decena de empleados y ex empleados de los Dallas Mavericks han denunciado un ambiente de trabajo tóxico y hostil, con comportamientos sexuales inapropiados, misoginia y hasta violencia doméstica. La información fue revelada por Sports Illustrated, que llevó una investigación de meses y desnudó los problemas internos de una de las 10 franquicias más de mayor valor en la liga.

Varias mujeres prestaron testimonio a SI.com y han denunciado abusos y acosos sexualesque tuvieron lugar en las oficinas de los Mavs por casi dos décadas, con Terdema Ussery, ex CEO de la franquicia, como principal responsable.

Los testimonios recogidos por el portal retrataron una cultura corporativa aberrante: caricias públicas del presidente del equipo, empleados de alto perfil con problemas de violencia doméstica, oídos sordos a los reclamos, amenazas de superiores que escucharon quejas, e incluso un empleado viendo pornografía en su escritorio.

"Era como la película 'Colegio de animales', pero en la vida real. Y solo digo 'era' porque ya no estoy allí. Pero estoy seguro de que sigue igual", dijo desde el anonimato un antiguo empleado de los Mavs, que dejó su trabajo hace poco después de cuatro años en el club.

Nada tenía que ver con el clima del vestuario. De hecho, el camerino de los jugadores de los Mavericks era un refugio, según el testimonio de una ex empleada: "He tratado con jugadores todo el tiempo. Tuve cientos de interacciones con jugadores y nunca tuve un problema … siempre sabían cómo tratar a las personas. Pero luego iba a la oficina y era un zoológico."

Los Mavericks han emitido un comunicado oficial para confirmar que se ha iniciado una investigación interna. "Hemos recibido información sobre el comportamiento en el lugar de trabajo que parece que ha violado los estándares de conducta de la organización", escribieron. También la NBA, que apoyará la investigación, se pronunció al respecto: "Comportamientos de ese tipo son completamente inaceptables."

Además, Mark Cuban, dueño de la franquicia, quien ha asegurado que no tenía constancia de estos problemas en la organización, tomó las riendas del asuntó: ha despedido Buddy Pittman, su responsable de Recursos Humanos, quien habría avalado las conductas de Ussery, y también a Earl K. Sneed, el periodista responsable de su sitio web oficial, quien también está acusado de conducta inapropiada hacia varias mujeres.

Mientras Cuban se puso en campaña para limpiar su organización, Terdema Ussery, quien algún momento sonó como candidato a máximo responsable de NBA, ha asegurado que las acusaciones son "falsas".

"Estoy profundamente decepcionado de que fuentes anónimas hayan hecho acusaciones tan falsas e incendiarias contra mí", dijo Ussery, que dejó su cargo hace tres años y no ha sido imputado por ningún delito. Lo llamativo es que, al dejar su puesto en los Mavericks, comenzó a trabajar como presidente global en la firma Under Armour y renunció abruptamente a menos de dos meses de tomar el cargo. Según supo Sports Illustrated, acosó a una compañera de trabajo en un ascensor.

Fuente: Infobae
7/TENDENCIAS/carousel