Desata polémica la inclusión en la Comisión de Ética de una diputada que arrojó coca a opositores

Una nueva polémica se generó en el Legislativo, esta vez por la inclusión de la diputada del Movimiento al Socialismo (MAS) Juana Quispe, quien arrojó coca masticada a opositores, en la Comisión de Ética del Legislativo que indagará denuncias referidas a ese asunto.

Varios opositores cuestionaron la designación. Entre ellos el diputado Gonzalo Barrientos, uno de los agredidos, quien a través de su cuenta de Twitter, reclamó: “EL ABUSO DE PODER SE IMPONE...Diputada que arrojó bolo de coca a opositores es miembro de Comisión de Ética” (Sic).

El jefe de bancada del MAS en Diputados, David Ramos, salió al paso de las críticas y argumentó que el nombramiento “responde a su trayectoria en la lucha contra las dictaduras y el neoliberalismo, y por haber demostrado su compromiso revolucionario con el proceso de cambio”, cita una nota institucional.

Quispe y los detractores al gobierno del presidente Evo Morales protagonizaron una acalorada discusión al término de la sesión en la que se abrogó el polémico Código del Sistema Penal, el 24 de enero.

En ese ínterin, la también exdirigente de la Federación de Mujeres de Chimoré y exalcaldesa de esa localidad sacó la coca que masticaba y se la arrojó a los opositores en medio de gritos.

Horas después y ante la consulta de los periodistas sobre si planeaba ofrecer una disculpa por el altercado, Quispe descartó ese extremo tras calificar a Barrientos y sus colegas como “vende patrias” y remarcó: “Más bien no he reaccionado con puño”.

“Durante tres años hemos tolerado las humillaciones y el desorden de la oposición. Dijimos que desde hoy ya no soportaremos más este tipo de situaciones de aquellos que responden a la época de la dictadura y el neoliberalismo”, justificó Ramos.

Comparte
Síguenos en Facebook