Director de Medios del Estado denunció a exviceministra por acoso y discriminación

(ANF).- El director de Medios del Estado, Mauricio Carrasco planteó dos denuncias en contra de Carmen Miranda cuando era viceministra de Gestión Comunicacional por acoso laboral y discriminación. Además reveló que la exautoridad prohibía una comunicación directa con la ministra Gisela López.

Dos denuncias formuló Carrasco en contra de Miranda, que renunció al cargo este pasado martes. Una de las denuncias la de acoso laboral es de carácter administrativo, presentó el 30 de octubre de 2017 en la jefatura de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Comunicación y el caso está avanzando.

El segundo caso por discriminación fue presentado en noviembre del año pasado ante el Viceministerio de Descolonización, por el presunto delito de discriminación. Reclamó que a casi cuatro meses ese despacho no avanza en su queja.

Carrasco dijo a ANF que las denuncias son “en defensa de mi nombre, de mi dignidad y de mi familia y en el ejercicio de mis derechos laborales” y ante un sistemático atropello de la exautoridad a los derechos constitucionales que les asiste a los trabajadores.

Relató que cuando fue contratado en junio de 2017 como jefe de Redacción en el periódico Cambio, Miranda ejerció “humillación pública, perjuicio laboral y presión con infamias y desprestigio, para obligarme a renunciar al cargo”, detalla en su denuncia.

Lamentó que la exviceministra mellara su nombre incluso difamándole de ser “buzo de la embajada americana”, dijo que no es admisible que se recurra a temas familiares como un mecanismos de descalificación hacia un servidor público.

Contó que el 18 de septiembre, Miranda ordenó cambiar la portada de la tapa del periódico Cambio, un tema que fue cuestionado en una evaluación de alto nivel y que la exautoridad culpó a Carrasco de la titulación principal de esa edición.

Carrasco había propuesto como titular principal: “Presentan recurso para repostular a autoridades electas”; sin embargo Miranda cambió la tapa por “Evo llama a defender la soberanía frente a Estados Unidos”.

“Era una tapa de novatos, no había donde perderse, la información de ese día era ese tema. Como no estaba el editor general yo hago la tapa. Ella (Miranda) viene y dice que esa tapa no es correcta ‘me dice usted no sabe’ defiendo mi tapa con argumentos periodístico y de nuevo me denigra. Y pone la tapa a consideración de la redacción como si fuera un cabildo, la tapa es una decisión ejecutiva”, explica el director de Medios.

A raíz de este hecho, Carrasco deja el diario, cuando surgen los reclamos porque el 19 de septiembre todos los medios de comunicación habían titulado sobre la acción de inconstitucionalidad abstracta por la reelección indefinida, excepto el diario Cambio.

“Hay una evaluación de altísimo nivel, le preguntan qué pasó con Cambio y ella suelta de cuerpo dice el responsable es el jefe de Redacción. Y como yo soy el jefe de Redacción me tengo que ir por tonto, porque no supe hacer supuestamente una tapa y pide mi destitución”.

Pero no es solo esa humillación mediante la difamación, sino que además Miranda lo acusó de ser el “buzo de la embajada de Estados Unidos”, porque el enlace de comunicación de esa legación diplomática, Erick Foronda había sido esposo de su hermana.

“Yo tengo profundas diferencias con el señor Foronda porque ejercía violencia familiar contra mi hermana durante muchos años. Esas son mis profundas diferencias con él (…). Pero la exviceministra abrió esas heridas de mi familia al recurrir a la difamación diciendo que soy un buzo”, lamentó.

Aunque pocos días después de su destitución, la ministra Gisela López lo nombra director de Medios, porque se “conoce la verdad”, porque los filtros que revisan el periódico, revelan que la tapa correcta del diario del 19 de septiembre de 2017 era de Mauricio Carrasco.

Miranda instruyó que le informen toda comunicación de López

Pero la exviceministra a través de un instructivo MC-VGC-INST-0030/2017 dirigido al jefe de Unidad del Periódico Cambio, Editor General y Encargado de Redacción les ordenó que debían comunicarle de manera inmediata vía telefónica o por WhatsApp “toda instrucción que se reciba de manera directa de la Ministra de Comunicación, coordinadora, asesora u otra autoridad.

Para Carrasco el instructivo era desproporcional porque en sus cargos existe una comunicación fluida con diferentes autoridades o fuentes periodísticas, por lo que aplicar su instructivo definitivamente parecía una actitud “desquiciada”.

Pero además reveló que Miranda llegó a pasarle “un memorándum en el que me prohíbe hablar con la Ministra, me parece discriminatorio, pero me entero que no solo era para mí sino para otros”. Situación que se repite cuando llega al cargo de director de Medios “no puedo hablar con mi MAE, es decir con la ministra”, cuenta.

Otros casos

La actitud de la exviceministra ha sido de “hostigamiento, humillación y maltrato de manera sistemática”, en su contra existen otras denuncias de acoso laboral. Emitió una centena de memorándums a varios trabajadores muchos injustificados con el objetivo de proceder a despidos.

La exministra incluso llegó a despedir del cargo al periodista Javier Prado, con una experiencia de 20 años en la labor periodística, sin tomar en cuenta que tenía inamovilidad funcionaria, porque tiene una hija con discapacidad severa.

Cuando el periodista gana un amparo constitucional, después de muchos meses Miranda lo restituye en el periódico Cambio, pero no en su cargo, sino como distribuidor de periódicos en la madrugada, decisión contraria a las normas.

Después de gestiones, las autoridades del Ministerio Comunicación restituyeron a Prado en su cargo de periodista, pero poco tiempo después Miranda le inició un proceso bajo el argumento que no podía redactar una nota para la página web en cinco minutos.

“Ha hostigado al director de medios, al jefe de redacción, al editor general al director de ABI. Una actitud de maltrato sistemático”, sostuvo.



Comparte
Síguenos en Facebook