Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pidió este miércoles al Senado que apoye un duro proyecto de ley para reformar el sistema migratorio presentado por el leigslador Chuck Grassley, de acuerdo a un comunicado de la Casa Blanca.


"El proyecto de Grassley contiene los cuatro pilares determinados por la Casa Blanca: una solución duradera para DACA, el fin de la inmigración en cadena, el fin de la lotería de visas y fortalecer la seguridad en la frontera con la construcción de un muro y acabando con los vacíos legales", sostiene el texto.

El martes el mandatario ya había advertido a los legisladores que debían actuar ahora o nunca si querían extender la protección a jóvenes migrantes que viven sin permiso legal en Estados Unidos.

En una serie de tuits matutinos, Trump dijo que los demócratas y republicanos debían actuar ahora para dar protecciones legales a los "dreamers", en referencia al proyecto de ley que ingresó en el Congreso.

El comunicado publicado este miércoles

"¿No sería grandioso si pudiéramos finalmente, después de tantos años, resolver el rompecabezas del DACA? Esta será nuestra última oportunidad, ¡nunca habrá otra oportunidad! 5 de marzo", lanzó.

Trump se refería al plazo que anunció el año pasado para poner fin al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que protege de la deportación a miles de jóvenes migrantes que llegaron al país siendo niños pero que hoy no cuentan con permiso de residencia.

Líderes demócratas y republicanos en el Senado dicen que será difícil llegar a un acuerdo exitoso en materia migratoria.




Con la legislación de Grassley Trump ha propuesto un camino a la ciudadanía para 1,8 millones de migrantes a cambio de que su gobierno reciba 25.000 millones de dólares para un muro fronterizo con México y otras medidas de seguridad, además de límites a la inmigración ilegal.

Además plantea reducir la cantidad de pedidos de asilo aceptados, eliminar la lotería de Visas, limitar a los familiares que los inmigrantes legales pueden llevar a Estados Unidos y acelerar las deportaciones, entre otras medidas.

Los críticos del proyecto aseguran que pondría a nueve millones de personas indocumentadas al borde de ser deportadas.

Con información de AP