EEUU evita criticar la posible perpetuación de Xi Jinping en el poder chino

La Casa Blanca evitó hoy criticar la posibilidad de que el presidente de China, Xi Jinping, se perpetúe en el poder gracias a la eliminación en la Constitución china del límite de dos mandatos consecutivos, una propuesta que los legisladores de ese país votarán en marzo.

"Esa es una decisión que debe tomar China, para decidir lo que es mejor para su país", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en su conferencia de prensa diaria.

PUBLICIDAD

"El presidente (estadounidense, Donald Trump) ha hablado sobre límites a los mandatos en una serie de cargos durante la campaña (electoral estadounidense de 2016), y es algo que apoya aquí en Estados Unidos. Pero esa decisión debe tomarla China", agregó.

El Partido Comunista Chino (PCCh) propuso este domingo que se elimine de la Constitución china la frase en la que se afirma que el presidente y el vicepresidente "no servirán más de dos mandatos consecutivos", por lo que Xi podría ser elegido por tercera vez en el próximo Congreso, en el 2022.

La reforma constitucional no se presentará a los legisladores para que la voten hasta el próximo mes de marzo, cuando tendrá lugar la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional (Legislativo).

Esa medida se debe en parte a la ausencia de una figura relativamente joven que pudiera aparecer como relevo a medio plazo, y consolidaría aún más si cabe a Xi, quien en 2016 fue declarado figura "núcleo" del PCCh y que en el congreso del pasado octubre logró de forma incontestable un segundo mandato de cinco años.

En Estados Unidos, una enmienda constitucional limita a dos mandatos -un total de ocho años- el tiempo máximo que un presidente puede permanecer en el poder.

Durante la campaña electoral de 2016, Trump quiso ir más allá y prometió que, de ser elegido, impulsaría una enmienda constitucional para imponer límites de mandato también a los miembros del Congreso, con un máximo de seis años para los legisladores de la Cámara Baja y de doce años para los senadores.

No obstante, esa promesa se encuentra estancada, debido en parte a la fuerte oposición del líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, que se ha negado a sacar el tema a debate en esa cámara. 

Comparte
Síguenos en Facebook