Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
EFE
Estados Unidos divulgó hoy la Revisión de su Postura Nuclear (NPR), con la que pretende responder a las "necesidades de seguridad de hoy en día" sin necesidad de desarrollar nuevas cabezas nucleares ni de aumentar el arsenal, pero que aboga por la vuelta de la capacidad de lanzamiento desde buques.

"Esta NPR responde a las necesidades de seguridad de hoy en día, con una ajustada estrategia de disuasión", señaló el subsecretario de Defensa, Patrick Shanahan, durante la presentación del documento en el Pentágono.

Entre las recomendaciones del documento, que aún debe recibir el respaldo del Congreso, destacan el volver a equipar buques con equipos de lanzamiento de misiles nucleares y la reducción de la dependencia de algunos submarinos con capacidad de disparo de proyectiles balísticos equipados con cabezas atómicas.

La nueva política de defensa nuclear del Gobierno de EE.UU. coincide con la nueva Estrategia de Defensa Nacional (NDS, por sus siglas en inglés), presentada por el secretario de Defensa, James Mattis, el pasado 19 de enero y que pone el foco en la creciente amenaza de Estados como Rusia, China y, sobre todo, Corea del Norte.

"China y Rusia están reforzando y modernizado sus fuerzas nucleares", observó el subsecretario para Asuntos Políticos del Departamento de Estado, Thomas Shannon, quien añadió que Washington "hará responsable" a cualquier actor, "estatal o no", que apoye al terrorismo, en aparente referencia a Irán.

En cuanto a Corea del Norte, el documento defiende la necesidad de adoptar una estrategia "hecha a la medida" del régimen de Pyongyang, que "ha declarado abiertamente que sus misiles tienen el objetivo de lanzar ataques nucleares contra Estados Unidos, Corea del Sur y Japón".

Para reforzar la estrategia de disuasión, la propuesta contempla la modernización de la llamada Tríada Nuclear -compuesta por bombarderos estratégicos, submarinos nucleares y misiles balísticos intercontinentales, muchos de los cuales cuentan con décadas de antigüedad-, para reforzar la política de disuasión estadounidense.

De acuerdo con la NPR, la nueva Tríada debería absorber el 6,4 % del total del presupuesto total del Departamento de Defensa.

A pesar de que, según recalcó Shanahan, la nueva propuesta ha sido elaborada en colaboración con la "comunidad de la no proliferación (nuclear)" y "no viola ningún acuerdo", la propuesta supone un freno a la anterior NPR, presentada en 2010 por el entonces presidente Barack Obama (2009-2017), que apostaba por una reducción del arsenal atómico.

"En la última década, Estados unidos ha reducido su arsenal nuclear en un 85 %", explicó Shannon antes de aseverar que su país "sólo contemplará el uso de armas nucleares en circunstancias de extrema gravedad".