Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Pablo Escobar Gaviria y “Popeye”, en una fotografía tomada a principios de los años 90
Jhon Jairo Velásquez, alias “Popeye”, el principal sicario del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, relató en un documental cómo mató a una madre y a su hijo de brazos, acusada por la cúpula de la organización delictiva de colaborar con la Policía en contra de las finanzas del Cártel de Medellín.

La revelación la hizo a Countdown to Death: Pablo Escobar, dirigido por Santiago Díaz y Pablo Martín Farina, en el que se reconstruyen los últimos nueve años de Escobar, a través de raras entrevistas, imágenes y llamadas intervenidas.

Popeye contó que su jefe le ordenó asesinar a por lo menos 18 antiguos socios que pertenecían a distintas instituciones del Estado colombiano, porque descubrió que eran informantes o conspiradores contra el Cártel de Medellín.

Entre ese grupo de personas estaba un mayor de la Cuarta Brigada del Ejército —de quien no se revela el nombre—, que era asesor de seguridad del Cártel. Según Escobar, este filtraba información sobre la ubicación de las caletas donde el narcotraficante escondía millones de dólares y droga.

Jhon Jairo Velásquez, “Popeye”, uno de los sicarios más tenebrosos de Pablo Escobar (@a)

Popeye encontró al oficial y en uno de sus escondites lo torturó para que admitiera su implicación. Sin aguantar más, este confesó que era su esposa, una mujer embarazada, la que informaba a la Policía sobre las coordenadas.

Bajo engaños, Popeye citó a la mujer en una gasolinera, a donde esta llegó con un bebé en brazos. En ese momento fue interceptada por los sicarios que le dispararon a ella y luego al niño.

“Nosy ahí la matamos. Y como un acto de humanidad le disparamos al bebé para que no quedara huérfano. Fue una cosa fuerte“, relata Popeye en el documental.otros llamamos a la señora. Ella sale a una estación de gasolina, la señora nos sale ahí, 

Luego de 23 años de prisión, Velásquez fue dejado en libertad en agosto de 2014, cuando un juzgado le otorgó este beneficio por un período de 52 meses y 22 días. El criminal cumple sentencia tras confesar haber cometido cientos de asesinatos, entre los cuales se encuentra el de Luis Carlos Galán, entonces candidato presidencial, en 1989.

Fuente: infobae.com