Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
*Mauricio Lea Plaza

La historia comienza en la gestión 2006 cuando asume el primer Prefecto electo del Departamento, que concibe y ejecuta un proyecto de Desarrollo Departamental en el que el Desarrollo Humano era el objetivo central y dentro de una visión estratégica se incluye el desafío de construir una Villa Olímpica para brindar la infraestructura necesaria que proyecte a Tarija como un referente nacional en el ámbito deportivo, tomando en cuenta que Tarija obtenía el campeonato nacional en buena parte de las disciplinas de competición. En esa infraestructura con un área total de cerca de 30 hectáreas, se concentrarían al menos 3 proyectos que estaban ya diseñados: la piscina, el velódromo y el coliseo, a los que se sumarían una gran ciclovía, pabellones polideportivos, pabellón de gimnasia, pabellón de raquet, canchas de frontón, canchas deportivas polifuncionales, canchas de tenis, canchas de basquetbol y futsal, una pista atlética olímpica, áreas de descanso y café internet, áreas verdes y de recreación, plazas y parques, la antorcha olímpica, ambientes para las asociaciones deportivas departamentales y para la administración, sala de prensa y salud, etc.;generando con todo ello el másgrandeespacio públicode la ciudad para una práctica de calidad del deporte, el esparcimiento, la recreación y el encuentro de nuestra gente.

El diseño final del Velódromo fue elaborado por la consultora COTED. El 24 de Octubre de 2006, se suscribe el contrato entre la Prefectura y la empresa CONALSI para la construcción de la obra por un monto total de Bs.23.755.738.- y por un plazo de 730 días. La empresa supervisora contratada fue Integra – IPA. Se emite la orden de proceder el 30 de noviembre de 2007 debido al retraso por el cambio de lugar de la obra, la expropiación de los terrenos y el ajuste técnico al diseño del proyecto. Producto de los cambios técnicos definidos, el contrato se ajusta hasta Bs. 27.319.098.- y el plazo de entrega se fija para el 29 de noviembre de 2009.

Como parte de la estrategia de persecución del Gobierno Nacional y en su intención de frustrar la ejecución de los proyectos estratégicos que eran parte de una visión esperanzadora para el desarrollo departamental, la Viceministra Transparencia y Lucha Contra Corrupción Nardy Suxo Iturri presenta denuncia penal por incumplimiento de deberes contra el Prefecto de entonces Mario Cossío y sus principales colaboradores, en fecha 12 de Junio de 2008, proceso que a falta de elementos probatorios actualmente continúa en fase preliminar (9 años y medio después) y no existe acusación contra ninguno de los imputados.En esa misma dirección el diputado Fernando Barrientos también denunció penalmente la expropiación de los terrenos realizada por la Municipalidad de Tarija.

Por un conjunto de circunstancias ligadas a la ejecución y judicialización del proyecto, el 1 de noviembre de 2010 la Prefectura efectúa la resolución del contrato de obra. En este primer contrato se ejecutóhasta un monto total de Bs. 17.302.662 (el 63,3%), quedando un saldo por ejecutar de Bs. 10.016.436 (36,7%).

El gobernador Mario Cossío es derrocado ilegalmente el 16 de diciembre de 2010, a los días de resuelto el contrato, logrando el Gobierno nacional evitar que la obra se entregue en su gestión.El golpe no solo atentó contra la democracia autonómica, sino también un proyecto político y de desarrollo hasta ese entonces exitoso y con gran apoyo popular.Por ello el golpe no fue contra Mario Cossío y CDC sino contra el pueblo de Tarija y su desarrollo, contra su futuro. Por eso el resultado, de ser el Departamento con mayor perspectiva de desarrollo, pasamos a ser un Departamento postergado en satisfacer sus necesidades básicas y con una gran desesperanza.

En la gestión de Lino Condori se decide parar indefinidamente las obras deportivas de la gestión anterior para dejarlas como un ejemplo de una supuesta corrupción. Sin embargo, para no seguir incurriendo en mayor daño al Estado, el 28 de mayo de 2014, el gobernador interino, suscribe un contrato llave en mano con la estatal Empresa Boliviana de la Construcción (EEBC), lo que implica que transcurrieron 3 años y 7 meses para que se reinicie la obra desde el momento de la resolución contractual. El nuevo contrato fue suscrito por un monto de Bs. 26.400.149., o sea, un 164% más respecto del saldo que quedaba por ejecutar, en favor de una empresa del Gobierno del MAS. El plazo fijado de ese contrato fue de 565 días, por lo que la fecha de entrega estaba determinada para el 14 de Diciembre de 2015. Como la entrega pública se realiza el 27 de febrero de 2018, ello implica que esta obra tiene contabilizado un retraso en el cumplimiento del plazo de este segundo contratode 2 años y 76 días.

Por todas las circunstancias descritas, el costo final total del velódromo terminó resultando de Bs. 43.702.811.-, o sea, el 60% más en relación al precio inicial y desde el momento de la primera orden de proceder de la obra, han pasado nada más que 10 años, 3 meses y 2 días para tener la obra concluida y entregada de forma provisional. Quién asumirá todo este perjuicio?

Corresponde que las actuales autoridades de la Gobernación se planteen la defensa de los intereses del Gobierno Departamental y las acciones legales correspondientes.

PUBLICIDAD

Sin duda que tener un velódromo es una importante obra para el deporte y para el ciclismo, pero la descripción que hicimos es la mejor evidencia de como la persecución judicial y política que implementó el MAS perjudicó la realización de este importante proyecto al igual que en el caso de otras obras (3 presas y la piscina), lo que generó un gran perjuicio para los amantes del deporte en particular y a la población en general. En este caso, adicionalmente el Gobierno nacional sacó una ventaja económica ejecutando al final de forma directa una obra con un gran precio, que le significó un importante beneficio para una de sus empresas a costa de la economía de nuestro pueblo.Y si bien terminar una obra de beneficio social es bueno, ello no significa que se esté rescatando un proyecto políticoinédito que apuntaba certeramente a lograr el desarrollo departamental.

La obra ahora está ahí para nuestro orgullo, pero está también un testimonio vivo de una historia siniestra, que nació con una visión de futuro que fue combatida por el Gobierno nacional solo por el hecho de luchar por nuestra autonomía departamental y buscar para nuestra gente mejores días.

A pesar de todo, Felicidades Tarija!!!


*Mauricio Lea Plaza fue prefecto y es asambleísta departamental
Publicidad