Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Antes de que Trump propusiera armar a los profesores en las escuelas, dos colegios en Ohio entrenaron a un equipo secreto de maestros para disparar y neutralizar a un atacante en caso de tiroteo.


"Nuestro personal en la escuela está entrenado para ir hasta la amenaza y controlarla. No para que salgan corriendo", dijo Chad Wyen, superintendente de la escuela Mad River, a Fox News.

Este colegio y el Sidney tienen pistolas escondidas en cajas fuertes en distintas partes del colegio que solo se pueden abrir por el personal entrenado en caso de ataque.

Cada miembro del equipo fue escogido luego de un exhaustivo examen realizado por el distrito. Y cada mes, los miembros del equipo entrenan su puntería y el manejo de las armas.
"Estos profesores entrenan en el uso de armas de fuego casi como cualquier policía", dijo Rick Cron, guardia del colegio Sidney y experto en táctica.

Colegios en distintos estados como Indiana, Texas y California, entre otros, han empezado a tomar medidas para poder responder a un ataque. Estas acciones comenzaron a tomarse luego del tiroteo en la escuela Sandy Hook en Connecticut en el 2012 donde 26 personas murieron, la mayoría niños.
El estado de Ohio actualmente ofrece fondos extra a los colegios que decidan entrenar a su personal para responder a situaciones de emergencia.

Se estima que en los Estados Unidos hay más de una docena de estados donde en sus escuelas han entrenado a su personal en el manejo de armas con el fin de neutralizar a un posible atacante.

En Ohio algunos estudiantes parecen estar de acuerdo con tener profesores armados, según Fox News.

"Tener a gente dentro del colegio que sabe lo que hace y que puede protegernos, es asombroso y creo que no hay lugar para quejarse con medidas como esta", dijo Liberty Flynn, una estudiante de 10 grado en Ohio.

Sin embargo, la medida ha estado envuelta de controversia y tiene también muchos detractores.

"Los profesores ya tienen mucha presión encima. Queremos que estos chicos estén preparados para la universidad y la vida. Dejen que los profesores se dediquen a enseñar y que la policía se encargue de protegernos", dijo David Herzog, padre da familia.

Por su parte, el jefe de Policía de Sidney, William Balling, dijo que no está en desacuerdo con armar a los profesores pero que teme que vayan a interferir con el trabajo de la policía, sobre todo en momentos de caos como son los tiroteos en los que si hay más de una persona armada resulta complicado identificar al atacante.

"Nos quitan la posibilidad de tener a una o dos personas con un pistola o rifle a tener seis o siete personas armadas sin tener la certeza quién es el bueno y quién es el malo", dijo Balling.

7/TENDENCIAS/carousel