Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
EFE
El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, criticó hoy de nuevo a Estados Unidos por apoyar a las milicias kurdas en Siria, al denunciar que Washington planea dar cientos de millones de dólares a grupos "terroristas".

"Si dais apoyo de 500 o 550 millones de dólares del presupuesto a los terroristas, ¿tenemos que decir que es correcto, que vais por el buen camino?", acusó Erdogan, en referencia a lo que Turquía considera son planes de EEUU para financiar a las YPG, una milicia kurda aliada de Washington contra el yihadista Estado Islámico.

Turquía considera a las YPG como una organización terrorista y lanzó el pasado enero una ofensiva contra el grupo en el cantón sirio de Afrín, que Erdogan aseguró hoy quedará pronto "limpio de terroristas".

"Este verano va a ser caliente tanto para los terroristas como para quienes los apoyan", advirtió Erdogan, quien reiteró que una vez concluida la operación en Afrín, las tropas turcas continuarán hacia Manbech, otra región siria en manos de las YPG y donde, a diferencia de Afrín, sí hay presencia de fuerzas de la coalición internacional contra el Estado Islámico encabezada por EEUU.

"Primero limpiaremos Manbech de terroristas y luego transformaremos el este del (río) Eufrates en una región segura para nosotros y nuestros hermanos y hermanas sirias", afirmó.

El presidente turco afirmó que tras 35 días de operativo militar, Turquía controla ya 415 kilómetros cuadrados en Afrín, aproximadamente el 20 % del territorio.

"Espero que en poco tiempo podamos limpiar Afrín de terroristas y dejar que cientos de miles de sirios (que viven) en nuestro país regresen a sus hogares", señaló Erdogan.

También dijo que el Ejército turco tomara la ciudad de Afrín "tan pronto como sea posible" y luego continuará con "una nueva estrategia".

El apoyo de Washington a las YPG es el principal punto de fricción en las deterioradas relaciones entre Turquía y EEUU, aliados en la OTAN.

Fue uno de los principales puntos en la agenda de la visita que el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, hizo la semana pasada a Turquía, y que concluyó con el compromiso de establecer mecanismos para recomponer una relación que Ankara asegura ha llegado a un punto crítico.