Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Un drone de la coalición liderada por Estados Unidos destruyó un tanque de fabricación rusa cerca del lugar donde la semana pasada se registró un ataque contra fuerzas a favor del régimen sirio, en el que murieron 100 fieles a Damasco, dijeron este martes funcionarios del Pentágono.

El ataque contra el tanque T-72 ocurrió el sábado cerca de Al Tabiyeh, en la provincia de Deir Ezzor, confirmaron en un comunicado.

"Detectamos y vimos un tanque que nos disparó", dijo a reporteros el teniente general, Jeffrey Harrigian, quien encabeza las operaciones en la región de la Fuerza Aérea.

"Siguió moviéndose, así que nosotros … ejecutamos las reglas de autodefensa de combate para protegernos", dijo Harrigian.

El periodista de Fox News Lucas Tomlinson fue quien primero dio cuenta de la noticia, agregando que tres personas murieron, informó el Business Insider.

Durante lo que va de conflicto, la coalición liderada por los Estados Unidos ha logrado esquivar los conflictos con el resto de los grupos que intervienen en la guerra civil de Siria manteniéndose focalizada en el grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Pero ocasionalmente los ataques sobre las fuerzas del régimen, que Estados Unidos alega realizar en defensa propia, aumentan el riesgo de verse inmersos en un conflicto más amplio.

Harrigian fue muy cuidadoso para evitar especular con quién había dentro del tanque,aunque el T-72 es muy utilizado por el ejército de Siria.

El incidente ocurrió tres días después de que más de 100 combatientes leales al presidente sirio, Bashar al Assad, murieran en diversos bombardeos.

Varios rusos murieron ese día en Deir Ezzor, según grupo que los representan.

Adrian Rankine-Galloway, vocero del Pentágono, dijo que la coalición habló con Rusia a través de una línea directa antes del ataque "para evitar una mala percepción y falta de cálculo que pudiera poner en peligro otras fuerzas".

En el momento del ataque, ocurrido el 7 de febrero, el ministro de defensa ruso dijo que "no están hombres en servicio Deir-Ezzor".

Sin embargo, muchos ciudadanos rusos están luchando en Siria como mercenarios que trabajan para una compañía militar privada llamada Wagner, según numerosas informaciones.

Fuente: Infobae