Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Una investigación citada por la revista Sleep expone que bastan cinco días para que una persona que no duerme bien tenga algunas huellas en el cerebro, en forma de daños estructurales en las fibras nerviosas.

Desde la Universidad de Wisconsin-Madison y la Universidad Politécnica de Le Marche (Italia) demostraron que la mielina -el mecanismo protector que aísla los nervios- disminuye en solo cinco días de carencia de sueño, así fue el comportamiento que mostraron los roedores sobre los que se realizó el estudio.

"Mantuvimos a ratones despiertos por cuatro días y medio, y la reducción del sueño fue del 70%  (es decir que los ratones solamente dormían un tercio de lo normal)", expresó una de las especialistas, Chiara Cirelli.

"Si quisiésemos trasladar esta limitación del sueño a un ser humano que duerme, en promedio, siete horas por noche significaría hacerlo descansar únicamente dos horas por noche en cuatro días y medio", agregó.

Con esta limitación de sueño los efectos en los animales fueron notables e inmediatos: Después de la privación de sueño se detectó una reducción del espesor de la mielina, estructura fundamental para la salud del cerebro.

El mismo daño ocurriría con una privación de sueño menos intensa pero más duradera en el tiempo (por ejemplo durmiendo solo cinco horas por noche por varias semanas), reveló otra científica, Michele Bellesi.

Este es uno de los primeros estudios de este tipo, cuyo posible rumbo determinará si hay una reducción del contenido de la mielina también en el hombre, según cita el diario Clarín.

7/TENDENCIAS/carousel