Exportaciones crecieron 10,5%, pero déficit llega a nivel más alto

Fernando García / La Paz
Al cierre de la gestión 2017, el valor de las exportaciones creció en 10,5%;  sin embargo, el déficit comercial de Bolivia continuó por tercer año en el  nivel más alto de la  historia, según datos oficiales analizados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).


Hasta diciembre del año pasado, las ventas externas alcanzaron  7.985,5 millones de dólares, un monto superior en 10,5% al valor de  gestión 2016 (7.228,2 millones de dólares).

En contraposición, las importaciones llegaron a 9.287,8 millones de dólares, que dejaron un saldo negativo en la balanza comercial por 1.302,3 millones de dólares, según datos publicados  por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Al cierre de la gestión 2015, el país tuvo un desbalance en su sector externo por 855 millones de dólares, mientras que en 2016 el déficit creció a  1.287 millones.

Gary Rodríguez, gerente general del IBCE, explicó que el reporte del INE deja un “sabor agridulce”, porque si bien se evidencia un repunte de las exportaciones, también se advierte un mayor saldo deficitario en la balanza comercial.

Este comportamiento tiene que ver  con el hecho de que las importaciones  ya eran altas en 2016 y  crecieron un 9% el año pasado. “Eso superó la recuperación que se dio en el sector exportador, que venía de una baja  en 2016. Por otra parte, hemos tenido el problema de los precios bajos en el primer semestre de 2016 para la generalidad de los productos y, además, el clima nos jugó una mala pasada”, puntualizó.

Ventas y compras

Las cifras del INE revelan que  las exportaciones  de gas natural alcanzaron un valor de 2.574 millones de dólares, un 25,6% más que en 2016.

Las ventas de  minerales llegaron  a 2.253,7 millones de dólares, 18,7% más. Se  observan descensos en estaño en un 73,4%, plata 10,7%, oro 74,2%. 

Las exportaciones de manufacturas reflejan un valor de 2.597,7 millones de dólares, 1,4% menos que en 2016. Destacan los descensos en las ventas de quinua en 9,5% hasta 73,7 millones de dólares; semillas y habas de soya 82,3 millones de dólares, 82,3% menos; castaña 169,3 millones de dólares, 7,3% menos.

En el caso de las importaciones, para el gerente del IBCE la recuperación registrada se hizo extensiva a todos los sectores.

“De cada 10 dólares que gastamos en importación, siete tienen que ver con bienes de capital, insumos para la agricultura y la importación de equipos de transporte, lo que es bueno, porque (dichos insumos) están destinados a la producción”, apuntó.

Perspectiva

Según Rodríguez, en 2018 se consolidará la recuperación de las exportaciones, gracias a los mejores precios del gas, la incorporación de nuevos productos y la recuperación de los cultivos, principalmente.

“La recuperación del precio del gas natural, alentado por la subida del precio de barril de petróleo; la inclusión de nuevos productos a las exportaciones, como la urea, por ejemplo;  y la recuperación del sector no tradicional en función de la buena cosecha   anticipan una mejor performance en 2018”, añadió.

Comparte
Síguenos en Facebook