Exviceministra Miranda niega que haya ejercido acoso laboral y discriminación contra Carrasco

La exviceministra de Gestión Comunicacional, Carmen Miranda negó a través de un comunicado, que enfrente algún proceso por acoso laboral y discriminación en función del cargo que ejercía, tal como lo denunció el exdirector de Medios del Estado, Mauricio Carrasco. Calificó las denuncias como "mentiras públicas" y se reservó el derecho de defenderme en las instancias correspondientes.

"A los medios que reprodujeron sin verificar y a quienes me expresaron su respaldo, aclaro todas las acusaciones falsas que realizó contra mi persona el señor Mauricio Carrasco, ex director de Medios Estatales del Ministerio de Comunicación", señala el comunicado.

Carrasco fue reemplazado en cuestión de días por José Antonio Aruquipa, exdirector de Comunicación del Ministerio de la Presidencia.

"No tengo ningún proceso por acoso laboral ni tampoco por discriminación iniciado en mi contra (...). Hago notar que es obligación de cualquier institución hacer conocer a las personas afectadas si hubiere alguna denuncia en su contra y yo no recibí ninguna notificación" aseguró Miranda. 

La exautoridad también negó que hubiese emitido 100 memorándums de llamada de atención durante un año de gestión tal como lo indicó Carrasco, y dijo que la cifra llegó a diez. "Todos los documentos emitidos están plenamente justificados y puedo decir con orgullo que nunca maltraté ni falté al respeto a ningún compañero o compañera de trabajo", aseveró.

Sin embargo Carrasco consideró que Miranda ejerció acoso laboral y discriminación no sólo en su contra, sino también en contra de otros funcionarios, por lo que decidió plantear dos denuncias por escrito. El primero lo hizo el 30 de octubre de 2017 por acoso laboral en el plano administrativo, y el segundo, por el presunto delito de discriminación ante el Viceministerio de Descolonización.

Carrasco dijo que las denuncias son "en defensa de mi nombre, de mi dignidad y de mi familia y en el ejercicio de mis derechos laborales" y ante un sistemático atropello de la exautoridad a los derechos constitucionales que les asiste a los trabajadores.

En respuesta Miranda aseguró que "este señor (Carrasco) fue destituido del cargo de jefe de redacción del periódico Cambio por irregularidades que hicieron conocer el jefe de unidad, editores y periodistas de ese matutino, no así por una supuesta tapa".

En criterio de la exViceministra, las declaraciones de Carrasco responden a "mentiras públicas" y por tanto se constituyen en delitos, por lo que se reservó el derecho de defenderse en las instancias correspondientes, de ser necesario. "Estas acusaciones sin fundamento obedecen a la intención de dañar mi imagen pero no son creíbles porque soy una profesional de amplia trayectoria, leal con el proceso de cambio y con el Presidente del Estado Plurinacional", escribió.

Miranda se autocalificó de una persona honesta que no necesita demostrar nada debido a que las organizaciones sociales, instituciones y población en general conocen su trabajo y calidad humana.

Carrasco aseguró que en junio de 2017 cuando fungía como jefe de Redacción en el periódico Cambio, Miranda ejerció humillación pública, perjuicio laboral y presión con infamias y desprestigio en su contra para obligarle a renunciar al cargo.

Lamentó además que la exviceministra mellara su nombre incluso difamándole de ser "buzo de la Embajada Americana".

Comparte
Síguenos en Facebook