Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
En horas de la noche del miércoles 31 de enero, el caudal de la quebrada Caiguamí aumentó de manera repentina debido a la fuga de agua que se presenta en la presa Caigua – Chimeo.


Cesar Salazar, responsable de Gestión de riesgos en el Gobierno Municipal de Villa Montes, explicó que la ampliación de la fisura para drenar la infraestructura hídrica fue una decisión tomada por la empresa constructora con el fin de reducir el volumen del agua, evitando que la presa colapse.

PUBLICIDAD


Según el reporte realizado hoy, en horas de la mañana, por el alcalde Omar Peñaranda el volumen de la presa bajó un hectómetro, de los 2.8 que mantenía, situación que da mayor tranquilidad; sin embargo, la medida repercute porque el agua desemboca directamente en el río Pilcomayo a través de la quebrada Caiguamí, incrementando los niveles en las zonas bajas llegando incluso a Paraguay y Argentina.

La medida obligó a las autoridades a programar una evacuación planificada y controlada de un asentamiento humano ubicado en las laderas de la quebrada Caiguamí; no obstante, existen algunas familias que se negaron a abandonar sus propiedades, por considerar que podrían sufrir algún robo de sus pertenencias al dejar abandonadas sus viviendas.

Las autoridades consideran que el drenaje de la presa continuarás hasta más allá del 4 de febrero, puesto que los pronósticos del clima prevén que continuarán las precipitaciones pluviales en la zona. “Hemos comunicado a la población que hasta no superar este periodo de fuertes lluvias, el agua continuará subiendo de nivel en la presa y el drenaje seguirá siendo necesario”, acotó.

Hasta el momento, el caudal de agua que pasa por la quebrada Caiguamí no pasó del nivel previsto. Se espera que el drenaje continúe siendo controlado para mantener la misma intensidad, de forma que el impacto en la población sea mínimo.

7/TENDENCIAS/carousel