Gobierno declara ‘bajo control’ la situación en Tupiza y Vinto; mantiene alerta en Beni y el Chaco

La situación de las inundaciones en Tupiza (Potosí) y Vinto (Cochabamba) ya está “bajo control” debido al descenso de las aguas y las labores de apoyo desplegadas, mientras que en el caso de Beni y parte del Chaco de Tarija el Gobierno mantiene el estado de alerta ante la posibilidad de desastres naturales por la crecida de ríos y las persistentes lluvias.

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, presentó esa informe la mañana de este lunes y dijo que Defensa Civil, con apoyo de las Fuerzas Armadas, activó operativos para atender a los miles de damnificados como consecuencia de las lluvias y desborde de ríos ocurridos en diferentes regiones de Bolivia en los últimos días.

Tupiza, en el sur del país, fue una de las regiones más golpeadas. El desborde del río del mismo nombre arrasó 45 viviendas y dejó a decenas de familias damnificadas, en tanto que en Villamontes, Tarija, también se presentó una situación de emergencia, al igual que poblaciones como Caraparí.

Vinto, en Cochabamba, fue otra de las zonas afectadas. “Lo que ha pasado en Tupiza y Vinto está bajo control, las aguas bajaron y se tomaron las medidas por Defensa Civil”, explicó Rada en una conferencia de prensa en la que también cuestionó la circulación en vredes sociales de información sobre desastres que no corresponde a Bolivia .

Para Beni no pasó la situación de emergencia. “En la semana que pasó recibimos el primer golpe de agua que afectó a seis municipios, el más afectado es San Javier. Ahora estamos preparando la evacuación de personas y la habilitación de albergues en lugares seguros”, informó el gobernador del Beni, Álex Ferrier, según publicó La Razón en su versión impresa de este lunes.

Un segundo golpe de agua está previsto para los próximos días. “Estamos tomando previsiones ante la posibilidad de que la próxima semana pueda haber otros efectos adversos en Beni y en el mismo Chaco tarijeño”, aseguró Rada, quien añadió que todos los ministerios vinculados con estas tareas están “en estado de alerta” para responder de manera inmediata.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, informó el domingo que unas 6.322 familias fueron afectadas por las lluvias e inundaciones. "Ahora estamos atentos a lo que puede pasar en el Beni, que ahí lo que viene es lo que nos preocupa", manifestó y recordó que hasta el momento fueron rescatadas 10 personas gracias a sobrevuelos de helicópteros realizados en la zona.

Hasta el momento solo hay un muerto en Cotagaita, Potosí, por las lluvias, en tanto que una información preliminar de un desaparecido en Tupiza, aseguró Rada y denunció la existencia de una campaña en redes sociales para “generar temor mostrando imágenes que no corresponden a Bolivia”.

El presidente Evo Morales estuvo la semana pasada en Tupiza y Vinto, y comprometió apoyo y la reconstrucción de las viviendas afectadas por las inundaciones.

Comparte
Síguenos en Facebook