Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El presidente Evo Morales llamó este jueves a instalar vigilias en las principales ciudades capitales para seguir, desde las 05.00 de la mañana, las audiencias orales en el juicio planteado contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que fueron programadas del 19 al 28 de marzo. Añadió que “estamos más cerca” de volver al Pacífico con soberanía.

“Decidimos con nuestros movimientos sociales nacionales, con las Fuerzas Armadas, la Policía, hemos decidido con el gabinete, ese día 19 de marzo, a las 05.00, salir a la plaza principal para hacer vigilia y acompañar esa audiencia oral en La Haya, todos y todas”, anunció durante un acto en Cobija, donde se le entregó una larga bandera de la reivindicación marítima.

Las audiencias orales, la última fase en el juicio antes de la sentencia, comenzarán a las 05.00, hora boliviana, y se prolongarán durante tres horas. El equipo nacional e internacional sostuvo en los últimos días reuniones en La Haya, sede de la CIJ, para, justamente preparar la estrategia a desplazarse durante los tres días de alegatos orales bolivianos, similar tiempo tendrá Chile.

Desde el Gobierno se lanzó las denominadas “Jornadas por el mar” para acompañar esa última etapa del juicio que busca que Santiago cumpla sus ofrecimientos de negociar una salida soberana al Pacífico. Dentro de las actividades está el llamado “banderazo”, que consiste en romper un récord con la extensión, el 10 de marzo, de la bandera más grande de la reintegración marítima.

“Yo diría que estamos más cerca (de una salida al mar), tenemos apoyo internacional”, afirmó, aunque dijo que “no porque no estamos solos podemos descuidar, es nuestra obligación todos movilizarnos”.

Morales planteó que en las vigilias hayan historiadores para expliquen la causa boliviana y que al final de la audiencia, en el Palacio de la Paz de La Haya, se entone el Himno Nacional y la Marcha Naval para luego todos ingresen a sus fuentes de trabajo.

Chile también se prepara para enfrentar esa fase y asegura que los ofrecimientos no generan derechos, como reivindica Bolivia.

7/TENDENCIAS/carousel