Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El Gobierno Regional asignará recursos y realizará las modificaciones y ajuste de presupuesto necesarios para atender a las zonas afectadas por las lluvias, principalmente en tierras bajas de la cuenca del río Pilcomayo. Las medidas serán implementadas en el marco del Decreto N° 3479, que declara Emergencia Nacional debido a las inundaciones, riadas y desbordes en diferentes regiones.


El gobernador regional, José Quecaña, afirmó que trabajan en las modificaciones presupuestarias requeridas para enviar la propuesta a la Asamblea Regional, puesto que el Decreto faculta a las Entidades Territoriales Autónomas (ETAs) proceder en ese marco; por lo que ya no sería necesario aprobar en el nivel departamental una Ley que faculte atender las emergencias en la jurisdicción del Gran Chaco.

Sin embargo, pese a las limitaciones de presupuesto, la autoridad afirmó que el Gobierno Regional está atendiendo desde el primer momento de la emergencia a todas las comunidades afectadas por las lluvias, como también a las zonas aledañas a las quebradas en el área urbana. “No estamos con los brazos cruzados, contamos con un equipo completo en Yacuiba, Villa Montes y Caraparí”, acotó.

La coordinación con el Gobierno Municipal, de acuerdo a lo manifestado por Quecaña, fue uno de los factores más importantes que permiten trabajar en la reparación de daños a través de labores preventivas. En ese orden, el Servicio Regional de Promoción de Empleo (Serepe) está a disposición de la emergencia y contribuye con el traslado de materiales como arena y ripio para el área urbana.

La asistencia humanitaria para los afectados de las lluvias fue un trabajo silencioso que hizo la autoridad, llevando a las comunidades alimentos, agua y vituallas que garantizan su seguridad alimentaria y permiten una estadía segura en los albergues; pero también, junto a las otras entidades, desplegó a un equipo del Colegio de Paramédicos de Bolivia, para cuidar la salud de la población.

“Trabajamos por la vida, la salud y el bienestar de las familias damnificadas. En la emergencia, dimos el primer paso para activar las medidas necesarias que permitieron proteger a la población. Junto a las instituciones del Comité de Operaciones Conjuntas y Defensa Civil, trasladamos a las familias a zonas seguras, habilitamos refugios y albergues y canalizamos la asistencia humanitaria”, concluyó.

7/TENDENCIAS/carousel