Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Los equipos de rescate ya visualizaron el cuerpo anoche y este viernes comenzaron las labores de rescate de la segunda víctima mortal de la mazamorra que esta semana cayó sobre varios barrios de Tiquipaya, en Cochabamba.

Se trata de Héctor Torrico, un hombre de 77 años que quedó atrapado en su habitación de una vivienda de dos pisos y que perdió la vida en las mismas circunstancias que el niño de 12 años Gamadiel Rojas, quien ya fue enterrado.

La mañana este viernes, policías, bomberos, personal del SAR y vecinos de la zona afectada trabajaban intensamente para rescatar los restos de este hombre, que según testigos del hecho no quiso subir al altillo de su vivienda porque no midió la gravedad del riesgo.

Además de estas dos personas fallecidas, aún permanecen desaparecidas dos mujeres, según los datos oficiales que manejan la Alcaldía de la Gobernación de Cochabamba. No obstante, antes de que se conozca que fue hallado el cuerpo de Torrico, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, dijo que la cifra de desaparecidos asciende a cinco.

Se trataría de una costurera y su operaria que quedaron atrapadas en una vivienda que fue casi completamente tapada por la mazamorra, lo que dificulta las labores de rescate.

Los habitantes de esta región cochabambina aún son presa de la desesperación, ya que no cesan los desbordes de agua del río Taquiña, que fueron causantes de la mazamorra. Anoche a las 23.00 se produjo uno de los últimos desbordes, que llenó de lodo todo el terreno que durante el día había sido limpiado con ayuda de maquinaria pesada.

De acuerdo a reportes de la Alcaldía, entre 600 y 700 damnificados se encuentran distribuidos en siete albergues habilitados debido el desastre.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, explicó durante una entrevista con la estatal radio Patria Nueva que se dificultan las labores para encausar el río Taquiña en la cabecera, lo que provoca que continúen los desbordes que ponen en riesgo a los habitantes de la zona afectada.