Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Después de un examen de laboratorio la Policía encontró rastros de químicos explosivos que estaban cerca de la garrafa que explotó el sábado en la ciudad de Oruro, dejando ocho muertos y más de 30 heridos. Con este nuevo dato se apunta a que esa detonación, al igual que la del martes, fue provocada y no un accidente.

“Vimos en el informe de laboratorio presencia de químicos en textiles y ropas, presencia de nitrógeno, nitrito y sulfato, aparte del GLP (gas licuado de petróleo)”, dijo ayer a Página Siete el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Esa primera explosión ocurrió a una cuadra del lugar por donde pasaban los bailarines del Carnaval, justo en un puesto de venta de chicharrones. En un principio se reportó que sólo fue una garrafa la que explotó; sin embargo surgieron dudas al respecto debido a la magnitud de los daños ocasionados.

Incluso el mismo Romero atribuyó la explosión a una garrafa.

Los heridos de ese acontecimiento expresaron su duda respecto a que la explosión fuera producto de un accidente y que en ella sólo interviniera una garrafa. Uno de ellos, José Luis Fernández, incluso habló del posible uso de dinamita.

“Yo no creo que haya sido sólo una garrafa, hay que darse cuenta con lo que pasó el martes. Ella (la vendedora de chicharrones) desapareció, voló en pedazos”.

El martes ocurrió otro estallido en Oruro que dejó cuatro muertos y más de 10 heridos.

El Ministro en declaraciones a otros medios también dijo que “en ambos casos estamos ante la manipulación de explosivos por parte de personas expertas”.

También habló de un “dispositivo explosivo liviano probablemente en gel que se utiliza para determinadas actividades mineras”, declaró la autoridad.

El comandante general de la Policía, Faustino Mendoza, manifestó que “hay que ver qué dice la parte investigativa, científica y técnica para ver qué otros móviles han intervenido”.

El jueves por la noche Romero adelantó que esa primera explosión estaba conectada con la del martes. En esta última se utilizó más de tres kilos de dinamita y anfo (nitrato de amonio y combustible). Entonces hubo cuatro muertos y nueve heridos.

La calle donde se produjo el estallido quedó con un cráter de 46 centímetros de profundidad y casi metro y medio de diámetro. Dos familias fueron afectadas directamente.

“Entre los hechos del sábado y del martes tenemos elementos suficientes como para señalar que hay conexitud; no son hechos independientes, aislados entre sí, y obviamente esperemos tener éxito en las siguientes horas para demostrar los móviles, los responsables, las circunstancias y características de todo esto”, explicó Romero.

Sobre quién o quiénes planearon estos ataques y cuál fue su propósito aún no se dio detalles. Sin embargo la investigación estaría tomando forma, según la autoridad. “Tenemos una hipótesis, pero queremos esperar a que terminen otras pesquisas. No queremos adelantarnos para generar especulaciones, eso sería irresponsable”, dijo.


Mientras tanto se realiza una revisión de las cámaras cercanas al lugar e incluso de drones que volaban cerca de la entrada del Carnaval aquel día. Además se hacen trabajos en planimetría, de campo y también triangulación de llamadas.

Mendoza acotó que al menos 50 policías fueron trasladados a Oruro desde otras ciudades, principalmente desde La Paz, para reforzar la investigación de lo ocurrido el largo feriado. Estos uniformados se encuentran divididos en grupos de cinco o seis según su especialidad: “Enviamos a nuestros mejores grupos en investigación. Expertos en explosivos, en análisis de la escena del crimen, en telemática y demás”.

Revisión exhaustiva de los objetos encontrados. 

El IITCUP realiza una pericia de reconstrucción

Así quedó la esquina donde tuvo lugar la detonación. 

E Instituto de Investigación Técnica Científica de la Universidad Policial (IITCUP) alista una pericia reconstructiva sobre los dos hechos. Ésta se realizaría al margen de la intervención del Ministerio Público y con ella se espera descubrir con precisión no sólo cómo ocurrieron las detonaciones, sino también quiénes participaron.

“Ya tenemos informes técnicos, pero tenemos que tener un informe contundente, una pericia que lo hará el IITCUP para establecer cuál fue la verdad histórica en relación, por una parte, de los hechos suscitados, y en función a lo que significa la participación, los autores”, manifestó ayer el comandante general de la Policía, Faustino Mendoza.

Se presume que ambas explosiones fueron provocadas y que ninguna fue accidental, como se pensaba de la primera ocurrida el sábado.

El jefe policial evitó brindar mayores detalles al respecto y llamó a la población a la tranquilidad. Descartó que hayan ocurrido disparos desde vehículos y otros atentados, como se había difundido por redes sociales la noche del martes.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilfredo Chávez, dijo que la información completa sobre lo ocurrido se la brindará de forma oportuna. “Les pido no presionar la investigación. Estamos en el tiempo adecuado, en el momento pleno de la investigación, aún no podemos dar a conocer todo a la prensa”.

Fuente: Página Siete
7/TENDENCIAS/carousel