Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El Gobierno de Perú, así como políticos y organizaciones civiles rechazaron hoy la decisión de un tribunal de la región sureña de Ayacucho de absolver a un hombre que era procesado por haber atacado violentamente a una joven en un hotel de esa ciudad.    

El Colegiado Penal de Huamanga, la capital de Ayacucho, absolvió por mayoría, con un voto discordante, al acusado, identificado como Adriano Pozo, de la presunta comisión de los delitos de feminicidio y violación sexual en grado de tentativa, pero le impuso el pago de 100.000 soles (unos 30.000 dólares) en concepto de reparación civil a la víctima, Arlette Contreras.    

El caso tuvo un gran impacto mediático y fue uno de los más emblemáticos para la organización de las movilizaciones "Ni una menos" en Perú, después de que medios locales mostraran las imágenes de las cámaras de seguridad de un hostal que grabaron el ataque que sufrió Contreras en 2015.    

En esa imágenes se vio como Contreras, una joven abogada, era golpeada y arrastrada del pelo por Pozo, quien estaba desnudo y lucía totalmente fuera de control.

Tras conocerse el caso, Pozo recibió un año de prisión no efectiva (sin ingresar a la cárcel), lo que generó el rechazo de la ciudadanía, por lo que la Sala de Apelaciones de Ayacucho determinó que el proceso debía celebrarse nuevamente.    

El nuevo juicio se inició en febrero del año pasado y terminó hoy con la absolución de Pozo, lo que propició el inmediato rechazo de la primera ministra, Mercedes Aráoz, quien utilizó la red social de Twitter para calificar de "vergonzosa" la decisión judicial.    

"Ser testigo de un caso de violencia contra la mujer es indignante, pero liberar al agresor es vergonzoso. ¿Ese es el mensaje que le dan a las mujeres? Dedicaré mi gestión a defender a las mujeres, hasta que esta cultura cambie. ¡Fuerza Arlette, no estás sola!", señaló.    

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, también usó Twitter para reiterar que su Gobierno luchará contra la violencia hacia las mujeres antes de replicar el mensaje de Aráoz.    

"Lo dije al iniciar mi Gobierno y hoy lo repito: Me mantengo firme en el compromiso de erradicar todo tipo de violencia. Mi gobierno no descansará hasta lograr este objetivo. La lucha de las mujeres y los más indefensos es mi lucha", enfatizó.    

La ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca, consideró, por su parte, que esta decisión judicial es "terrible" y criticó que "tras varios años aún no hay justicia para Arlette". "Esto no puede seguir así", remarcó.    

La decisión también fue rechazada por congresistas de distintas bancadas, como la izquierdista Marisa Glave, quien afirmó que "en el Perú no hay justicia", y la fujimorista Leyla Chihuán, quien criticó que los tribunales están "una vez más de espaldas a la realidad".    

Tras conocerse la sentencia del tribunal, Contreras declaró hoy a los periodistas que "es asquerosa, es abominable".   

 "Me siento muy indignada en nombre de todas las mujeres del Perú", enfatizó la abogada y activista de los derechos de las mujeres, que el año pasado fue una de las homenajeadas por el Departamento de Estado de los Estados Unidos en una ceremonia que valoro a mujeres con un "excepcional valor, fuerza y liderazgo".    

Tanto la defensa de Contreras como el Ministerio Público han anunciado que apelarán el fallo absolutorio del Poder Judicial.